2 de enero de 2013 / 03:08 p.m.

Las entidades federativas del país recibieron 454 mil 281 millones de pesos por participaciones federales entre enero y noviembre de 2012, lo que significó una bolsa inferior en 10 mil 440 millones a lo que se les tenía programado entregar en ese periodo, según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

De acuerdo con el reporte mensual de las finanzas públicas y deudapública del penúltimo mes de 2012, fueron 30 entidades las que recibieron una menor cantidad a la presupuestada originalmente.

Los estados que resintieron la menor repartición de recursos fueron Nayarit, Chihuahua, Baja California, Sinaloa, Oaxaca, Zacatecas, Tlaxcala, Morelos, Guanajuato, Michoacán y Durango.

Las participaciones forman parte del ramo 28 del Presupuesto de Egresos de la Federación y son recursos que están relacionados con la devolución que el gobierno federal transfiere a las entidades del país de la recaudación coordinada de impuestos como el ISR, IVA y IEPS, entre otros.

Las transferencias federales, que son las aportaciones y las participaciones, son los principalesingresos de los estados y municipios del país, y en el segundo caso son recursos que pueden usar los gobiernos estatales para cubrir las necesidades y requerimientos que tenga la demarcación correspondiente.

Nayarit resultó la entidad que en los 11 meses de 2012 obtuvo menos recursos por participaciones federales.

A ese estado se le presupuestaron dar 4 mil 836 millones de pesos a noviembre de 2012, pero el último reporte de Hacienda evidenció que se le erogaron apenas 4 mil 532 millones, es decir, obtuvo una bolsa 6.3 por ciento inferior.

Chihuahua fue la segunda entidad con menor disposición de participaciones federales respecto a las programadas, pues de los 13 mil 425 millones de pesos que debió recibir hasta el penúltimo mes del año anterior, apenas recibió 12 mil 740 millones, es decir, 5.1 por ciento por debajo.

En el caso de Baja California, su presupuesto original de ingresos participables eras por 13 mil 425 millones de pesos, de los cuales hasta noviembre solo obtuvo 12 mil 638 millones, lo que significa una bolsa 4.8 por ciento menor.

En términos absolutos, Estado de México fue la entidad que recibió menos recursos, pues obtuvo 56 mil 368 millones de pesos, cuando en el calendario debió recibir 57 mil 933 millones.

Lo anterior significa que su bolsa resultó inferior en mil 565 millones de pesos, aunque porcentualmente fue 2.7 por ciento menor.

En ese mismo aspecto, Veracruz y el Distrito Federal fueron las otras dos entidades que obtuvieron menos recursos en términos absolutos, al recibir participaciones de 770 mil y 689 mil 500 millones de pesos menos, respectivamente.

Las únicas dos entidades que obtuvieron más recursos por la vía de las participaciones respecto a lo que se les programó fueron Tabasco y Campeche.

En el caso de Tabasco, sus participaciones hasta noviembre sumaban 17 mil 92 millones de pesos, cuando originalmente se le presupuestó dar 16 mil 993 millones.

A Campeche se le presupuestaron 5 mil 869 millones, pero entre enero y noviembre ya acumulaba recursos por 6 mil 205 millones.

Pese a ello, cada vez son más voces de fiscalistas y especialistas que consideran que los estados y municipios deben hacer mayores esfuerzos por generar ingresos propios y depender menos de los recursos participables.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ha insistido en que México necesita una reforma fiscal que reduzca la dependencia de los ingresos petroleros mediante una ampliación de la base del IVA y el ISR, pero que también aumente la recaudación estatal y municipal.

— ALBERTO VERDUSCO