— NOTIMEX
2 de septiembre de 2013 / 02:17 p.m.

 Ciudad de México  • Es posible obtener recursos públicos si se disminuye el tamaño del gobierno federal y el de los gobiernos locales, así como los programas improductivos o duplicados en el sector público, de acuerdo con la Confederación Patronal Mexicana (Coparmex).

"Debemos reorientar la vocación del gasto gubernamental hacia lapromoción de infraestructura física en lugar de al crecimiento burocrático", expuso el organismo patronal en su documento "Visión Coparmex: inicio de gobierno".

 

Refiere que esta coyuntura económica es una oportunidad para una reestructuración de fondo del aparato gubernamental, porque es necesario que se liberen recursos públicos para la inversión productiva.

 

Una de las consecuencias del bajo crecimiento en México es que en las últimas dos décadas, el porcentaje de mexicanos en condición de pobreza se ha mantenido constante, entre 53 y 52 por ciento de la población total, señala la Coparmex.

 

Considera que en el arranque de este 2013, como ha sido en los últimos 30 años, "se ha mostrado un pobre desempeño en materia de crecimiento económico: la tasa de crecimiento anual contenida en el primer y segundo trimestre del año ha sido la peor desde 2009".

 

Desde el punto de vista de las familias, "debemos decir que en el transcurso de estos primeros meses de 2013, la falta de crecimiento se ha combinado con un fenómeno de volatilidad en los precios de algunos bienes básicos, lo que ha elevado el costo de vida de los mexicanos".

 

Apunta que el propio gobierno ha reducido sus expectativas de crecimiento para 2013, igualmente la encuesta de especialistas que realiza el Banco de México (Banxico).

 

Por ello, expone, insistimos en que las decisiones de política pública de los próximos meses deben estar orientadas a la reactivación del mercado interno, la promoción de la actividad comercial y empresarial y el desarrollo de conocimiento productivo para la innovación

 

En el largo plazo, el conocimiento acumulado en las sociedades es el único motor que genera crecimiento económico, y para elevar este "conocimiento social" y la productividad del país "sigue siendo urgente la reforma educativa e indispensables las reformas energética y hacendaria".

 

En su análisis del país en el marco del Primer Informe de Gobierno del Ejecutivo, añade que el crecimiento económico no es una condición suficiente para el desarrollo, pero sí una condición necesaria sin la que el progreso social de México simplemente no podrá ocurrir.