4 de marzo de 2013 / 10:35 p.m.

La institución bajó el estimado de crecimiento del país para 2013 desde 3.6% a 3%, esto debido a la falta de un acuerdo entre el Congreso de EU y el gobierno de Barack Obama, que evitara el recorte de su presupuesto.

 

Ciudad de México • Grupo Financiero Santander revisó a la baja sus perspectivas de crecimiento para la economía mexicana, de 3.6 a 3.0 por ciento para 2013, y de 4.1 a 3.8 por ciento para 2014, ante la situación en Estados Unidos.

En su Diario de Economía y Mercados refiere que la economía crecerá menos en 2013, ya que ante la falta de acuerdos entre el Congreso de Estados Unidos y el gobierno del presidente Barack Obama a partir del viernes pasado están vigentes los programas de ajustes automáticos al gasto, que quedaron pendientes en la negociación hacia el final del año del tema fiscal.

"Con esta premisa y considerando las cifras de un menor desempeño de la economía de México hemos decidido revisar a la baja nuestros estimados de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para 2013 y 2014 a 3.0 y 3.8 por ciento desde nuestros estimados previos de 3.6 y 4.1 por ciento", manifestó.

Explicó que en Estados Unidos la entrada en ejecución del programa de ajustes en el gasto tiene un horizonte de 10 años y se estima ascenderá a 1.2 trillones de dólares y tan sólo este año, (a partir de marzo y hasta septiembre) se tendrán que reducir los gastos gubernamentales por alrededor de 85 mil millones de dólares.

La Oficina del Presupuesto del Congreso de Estados Unidos mencionó que estos ajustes reducirían en poco más de medio punto el crecimiento del PIB, precisó.

De esta forma, consideró que con la ejecución de los recortes de gasto, han aumentado significativamente las posibilidades en cuanto que el crecimiento de la economía estadounidense esté por debajo de 2.0 por ciento este año, previsiblemente en el orden del 1.5 y 1.6 por ciento.

En cuanto a México, comentó que desde el final del año pasado la actividad económica observó una desaceleración y los indicadores disponibles para el inicio de 2013 hacen suponer que este proceso continúa.

Así, precisa, es posible que durante la primera mitad del año la tasa de expansión de la economía se ubicará por debajo de 3.0 por ciento anual y sólo hasta la segunda parte del mismo regresará a crecimientos por arriba de este nivel.

Por lo pronto, advierte, el escenario de riesgos sobre el crecimiento económico que mencionaba el Banco de México parece haberse deteriorado y en ese sentido, considerando que las expectativas de inflación permanecen estables y dentro del rango meta de la autoridad, "nos parece que es factible que la autoridad monetaria decida ahora un recorte de la tasa de fondeo".

NOTIMEX