12 de abril de 2013 / 11:35 p.m.

La analista Marcela Dueñas agregó que la reforma también eliminará los límites a la propiedad extranjera de las operaciones de telecomunicaciones en el país.

 Monterrey.- • Standard and Poor’s considera que la reforma al sector de telecomunicaciones en México está orientada a aumentar la competencia en el mercado y reducir el poder de los participantes dominantes, de acuerdo con un reporte titulado “Ambiciosa reforma tiene por objeto nivelar el campo de juego en el sector de telecomunicaciones de México”.

La analista Marcela Dueñas, autora del estudio, destaca tres principales componentes de la reforma al sector de telecomunicaciones y que pretende garantizar a todos los sectores de la población acceso a la información y tecnología de telecomunicaciones, fortalecer el marco regulatorio, y adoptar medidas para mejorar la competencia.

“La reforma también eliminará los límites a la propiedad extranjera de las operaciones de telecomunicaciones en el país”, añadió.

La analista mencionó que las reformas podrían mejorar el panorama competitivo para los sectores de telecomunicaciones y de medios de comunicación. Sin embargo, el impacto sobre las empresas individuales dependerá del resultado final del proyecto de reforma y su implementación.

“A pesar de los beneficios potenciales de la reforma, esta no será suficiente para impulsar el crecimiento por sí mismo. Los participantes deberán seguir invirtiendo para mejorar su infraestructura de telecomunicaciones y calidad en sus servicios. Por lo tanto, una capacidad financiera robusta también será necesaria para crecer y tener éxito”, indicó Dueñas.

La reforma se da luego de numerosas quejas de los participantes más pequeños sobre el predominio de tres empresas en el sector y el estudio de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), el presidente de México, Enrique Peña Nieto, anunció el 11 de marzo una serie de reformas propuestas, que esperamos el Congreso apruebe en el corto plazo.

El objetivo es abrir el mercado de telecomunicaciones a la competencia y fortalecer el sistema regulatorio.

ESTHER HERRERA