12 de agosto de 2013 / 06:00 p.m.

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) indicó que apoya la propuesta de reforma energética presentada por el presidente Enrique Peña Nieto, debido a que busca la soberanía y autodeterminación energética de México; a que implicaría transitar a la capitalización en el sector, que es el mejor camino para reducir los precios de los energéticos, entre otras beneficios.

En un comunicado, el organismo empresarial enlistó 17 razones por las cuales apoya la reforma.

Entre ellos mencionó que la reforma obligará a directivos y trabajadores a ser más eficientes, mejorar la transparencia y rendición de cuentas, para hacer de Pemex una empresa rentable, productiva, con un eficiente aprovechamiento de sus recursos, con tecnología moderna y competitiva en el ámbito internacional.

También, dice la Concamin, detonará inversiones importantes en el sector energético que generarán más y mejores oportunidades laborales en la economía formal, así como el aprovechamiento y adaptación de tecnología de punta.

El organismo que dirige Francisco Funtanet señaló que esta reforma permitirá la modernización tecnológica y administrativa de Pemex, puesto que hará posible la renovación de su estructura y operación, así también que lo dotará de mayor autonomía de gestión, así como de mayores márgenes para tomar decisiones y capacidad para buscar socios con tecnología de punta, experiencia e interés por explorar la riqueza energética del país, asumiendo que la renta petrolera es patrimonio exclusivo de los mexicanos.

Los cambios propuestos favorecerán el desarrollo de cadenas de valor con mayor contenido nacional; permitirá liberar recursos indispensables para la modernización, ampliación y fortalecimiento de la capacidad de refinación existente en el país, y ampliará las oportunidades para el desarrollo de energías alternativas como eólica, solar, hidráulica, geotérmica y bioenergéticas (biodiesel).

 — LUIS MORENO