25 de julio de 2013 / 03:22 p.m.

Monterrey • Más allá de una reforma energética que permita la participación del sector privado en el sector petrolero o eléctrico, deben buscarse esquemas que garanticen la eficiencia en seguridad energética del país; opinó Aldo Flores-Quiroga, secretario general del Foro Internacional de Energía (IEF, por sus siglas en inglés).

Agregó que, por ejemplo, en el tema del shale gas, debe considerarse qué le conviene más al país, y si en este caso, le es mejor importarlo, pues que se opte por esta alternativa.

"La revolución en la producción del gas y petróleo no convencional, abre oportunidades para México que no tenía, incluida la importación, de gas a través de ductos desde Estados Unidos y esto debe fortalecer al sector manufacturero, sin lugar a dudas, además la seguridad energética del país", dijo.

Enfatizó en que lo importante es que se deben crear esquemas que favorezcan la inversión en el sector energético, independientemente de si ésta es pública o privada.

Asimismo, mencionó que Petróleos Mexicanos (Pemex) debe contar con la libertad de una empresa, que le permita explorar diversos esquemas de desarrollo.

"Claramente estamos limitando las capacidades de nuestra empresa nacional, Pemex, para invertir en el sector, cuando la sometemos a todo este tipo de controles que no tienen otras empresas públicas, estatales o privadas del resto del planeta", comentó Flores-Quiroga.

En cuanto al sector de la generación de electricidad, señaló que éste ha crecido significativamente con el uso de gas natural en la producción de energía eléctrica; pero aún hay margen para que se explore el uso de las fuentes renovables.

"Conviene pensar en la contribución del sector nuclear también, y del sector eléctrico, y hay que crear sistemas más robustos de distribución de electricidad, de manera que los apagones sean menos frecuentes en la zonas del país que lo están sufriendo, incluido, la capital del país", añadió.

En este sentido, mencionó que una reforma energética no debería estar dividida en la dicotomía de si se privatiza o no los sectores.

"Creo que resumirlo en esa dicotomía no es muy útil, hay muchos esquemas públicos o privados que podría funcionar".

"Es cierto que si hay más competencia en ciertas áreas del sector energético los servicios pueden mejorar y los costos pueden disminuirse, pero la competencia requiere de todo un entramado institucional para asegurarse que sea funcional, no es nada más si privatizo resuelvo todo, o si no privatizo resuelvo todo", comentó.

Finalmente, explicó que Arabia Saudita presenta un modelo de administración de una empresa petrolera que bien podría emularse en México.

"Arabia Saudita nos da un ejemplo de cómo administrar una empresa petrolera, que no abre al sector privado la inversión en exploración, pero sí la abre en coinversiones en el resto de la cadena, es una empresa que no está atada de manos por el ministerio de hacienda o por requisitos fiscales, sino que se le permite ser empresa", agregó.

DANIEL ANGUIANO