Braulio Carbajal 
19 de junio de 2013 / 05:44 p.m.

Ciudad de México  • La iniciativa de reforma financiera que está siendo discutida en el Congreso apoya la política económica de México y representa un paso para generar mejores condiciones en el sector; sin embargo no será suficiente para que los intermediarios privados otorguen más crédito y bajen las tasas de interés.

Así lo manifestaron expertos convocados por Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), quienes añadieron que en busca de dar más poder a los órganos del Estado, se podría caer en una sobrerregulación en las operaciones de las instituciones que podrían generar mayores costos operativos, que se reflejarían en los costos del crédito.

Otras limitaciones encontradas en la evaluación del centro de estudios es que hay una baja expectativa en cuanto a la activación del crédito privado y un corto alcance para la regulación en sectores como Sofomes y Casas de empeño.

Sin embargo, señala que las propuestas van en la dirección correcta, dado que son políticamente viables, pero no e todo lo que se puede hacer en materia financiera.