20 de marzo de 2013 / 08:04 p.m.

La UIT confía en que el trabajo se centre en la igualdad del trato a todos los jugadores, lo que garantizará un acceso asequible y protegerá los intereses de los consumidores.

 

Ciudad de México.- De ser aprobada la reforma en telecomunicaciones, ésta beneficiará a la población mexicana al generar incentivos para un mercado más competitivo y abierto, y así colocar el avance en la penetración de banda ancha como una prioridad para el desarrollo del país, dijo Hamadoun Touré, secretario General de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

En una reunión entre Touré con el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, el funcionario del organismo internacional felicitó al presidente Enrique Peña Nieto, por la iniciativa de reformas constitucionales en materia de telecomunicaciones.

En un comunicado, la dependencia señaló que en el encuentro cordial y productivo, se destacó que uno de los retos será la cobertura rural, para la que se considera conveniente promover escenarios de cooperación entre la iniciativa privada y el gobierno mexicano.

La UIT ofreció colaborar con técnicos especializados en el proceso de implementación de las reformas al marco normativo en la materia, utilizando como referencias las mejores prácticas internacionales adaptándolas al país.

“"Espero que el trabajo se centre en la igualdad de trato de todos los jugadores, lo que garantiza un acceso asequible y protege los intereses de los consumidores. Me siento optimista de que la nueva legislación fortalecerá la capacidad de México para ofrecer banda ancha a todos sus ciudadanos”", dijo Touré.

SUSANA MENDIETA