3 de abril de 2013 / 07:16 p.m.

 Con el impacto de las reformas estructurales que se han planteado, la economía mexicana lograría un crecimiento de 5.0 por ciento en 2014 y sentaría las bases para mantener estas tasas de forma sostenida en el largo plazo.

La directora del Instituto de Desarrollo Empresarial Anáhuac (IDEA), Laura Iturbide Galindo, proyectó que este año la economía de México crecerá 3.4 por ciento y en 2014 alcanzará un tasa de 4.9 por ciento, la cual ya incorpora el efecto de las reformas.

""Un 5.0 por ciento (de crecimiento el año próximo) sería posible si las reformas se llevan a cabo, de lo contrario estaríamos más pegados al 4.0 por ciento"", dijo durante la reunión trimestral del IDEA sobre las perspectivas económicas de México y el mundo.

Destacó que las reformas aprobados hasta ahora, como la laboral, la educativa y la de amparo, así como la de telecomunicaciones que está en proceso y las esperadas en materia energética y hacendaria, incidirán de manera favorable en la actividad económica del país.

Precisó que aunque el efecto de las reformas se ve en el largo plazo, los cambios estructurales que se están aprobando en México sentarán las bases y cimientos para tener un crecimiento de 5.0 por ciento en el largo plazo y elevarán el crecimiento potencial del país.

""Era lo que estábamos buscando, los rezagos son muy grandes en materia de innovación y hoy la competencia es muy amplia, México se estaba quedando muy abajo del escenario global"", agregó.

Iturbide Galindo señaló que México cuenta con una fortaleza macroeconómica para enfrentar el entorno internacional adverso, necesita fortalecer más su mercado interno, para lo cual debe aprobar las llamadas reformas estructurales de segunda generación.

Resaltó que las reformas que se han aprobado hasta ahora durante la nueva administración "dan aliento", pero subrayó que aún falta que se concreten las más importantes, que son la energética y hacendaria, para lograr dar un impulso sostenido a la economía.

Refirió que para este año, el IDEA prevé un crecimiento económico de 3.4 por ciento, con una inflación de 3.9 por ciento, un tipo de cambio de 12.5 pesos por dólar, un precio del petróleo de 86 dólares por barril, y un crecimiento para Estados Unidos debajo de 2.0 por ciento.

En tanto, expuso, para 2014 pronostica un crecimiento de 4.9 por ciento, ya con el efecto de las reformas estructurales, una inflación de 3.9 por ciento, un tipo de cambio de 12.7 pesos por dólar, un precio de 82 dólares para el petróleo mexicano y un crecimiento para la economía estadounidense menor a 3.0 por ciento.

Notimex