20 de junio de 2013 / 01:30 p.m.

Monterrey • Los bancos regios se meten duro a la pelea por una mayor rebanada del pastel del sector bancario en México, al dirigirse a nichos especializados, pero con alto potencial de crecimiento.

Banorte, Afirme, Banregio, Banco Ahorro Famsa, Banco Base y ABC Capital, entre todos acumulan el 16.1 por ciento de los activos totales del sistema financiero mexicano, de acuerdo a la información de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) al mes de abril; mientras que hace un año su participación era del 15.08 dentro del mercado.

Contrario al desempeño que tuvieron los bancos extranjeros (BBVA, Banamex, Santander, HSBC y Scotiabank), durante el mismo periodo, que en abril del año pasado su porcentaje de participación en los activos totales era del 64.45 por ciento; cuando al mismo mes de este año es del 63.07 su presencia en los activos totales dentro del sistema bancario.

En voz de Luis García Peña, Senior Partner de Legacy Wealth Corporation y miembro del IMEF, ambas tendencias podrían tener su explicación en base a un mayor dinamismo local y a la aportación que los grandes bancos hacen a sus matrices fuera del país.

“"Aquí el reposicionamiento de los bancos nacionales, en ese sentido, les quita participación de mercado a los grandotes"”, dijo.

Aunque comentó que esto no garantiza que el crecimiento de los bancos cuya base está en Monterrey, no está estrictamente ligado con la economía regional.

“"Si Banorte, por ejemplo, creció durante este tiempo, no necesariamente lo hizo dando crédito en Monterrey, sino en todo el país2”, dijo.

Por otra parte, y a propósito del próximo inicio de operaciones de otro banco regio, Bancrea, comentó que hoy en día las condiciones regulatorias permitirían el surgimiento de nuevas instituciones financieras como la mencionada, con el objetivo de atender sectores específicos.

“"Muchas veces lo que lastimaba la capacidad de los bancos de enfocarse a ciertos nichos, era la incapacidad de ejercer las garantías o los colaterales que tenían con los préstamos"”.

“"Con toda la estructura de reformar, tanto la legislación como la capacidad instalada de estos bancos, y sobre todo, como política de estado el enfocar que lleguen más recursos a las pequeñas y medianas empresas, abre un buen espectro para bancos de nicho, que puedan enfocarse en sectores específicos, en regiones específicas y en actividades muy bien enfocadas"”.

Comentó que otros de los factores que propiciarían la apertura de más bancos, es que las tasas de interés son bajas.

“Aquí algo importante es que mientras las tasas de interés sigan bajas, los inversionistas con liquidez van a seguir buscando vehículos para poder maximizar la rentabilidad de sus portafolios”.

“"El hecho de participar en el sistema financiero, con una estructura de reglas un más flexible y con la expectativa de que la economía mexicana siga avanzando, pues le da estos inversionistas una buena estructura de negocio enfocada, no en un año, sino en los próximos diez"”, comentó.

Enfatizó en que las expectativas de estos bancos de nicho tienen que ir acompañadas las herramientas políticas adecuadas que les garanticen un crecimiento a futuro.

“"Tenemos que pensar que con las reformas correctas, la inversión correcta que México hoy tiene, todos estos bancos de nicho y todas estas redes de financiamiento que el país necesita, tienen que acompañar las buenas expectativas hacia delante"”, comentó.

DANIEL ANGUIANO