GERARDO SUÁREZ
23 de julio de 2015 / 11:23 a.m.

Tigres y River Plate definirán al Campeón de la Copa Libertadores en su edición 56. Y, al ser la fase definitiva del torneo, el reglamento es diferente en comparación con el resto de las rondas eliminatorias.

De entrada, pese a que el ‘Auri’ terminó como el segundo mejor club del torneo, el estatuto del certamen marca que deberán jugar la Vuelta en el Estadio Monumental de Buenos Aires, tal y como se menciona en el artículo 3.7 en su inciso b.

“El Torneo deberá indefectiblemente finalizar en un país perteneciente al continente sudamericano. Para tal caso, de llegar a las finales un equipo que no pertenece al continente sudamericano, deberá indefectiblemente jugar su primer partido de local”, menciona el reglamento.

A su vez, la serie se definirá con el marcador global con la diferencia que ahora ya no cuenta el doble valor del gol anotado en calidad de visitante. Incluso, en caso de registrarse un empate después de 180 minutos, habrá tiempo extra, con dos periodos de 15 minutos cada uno. En caso de mantenerse la paridad, se llegará a los tiros de penal.

La serie decisiva arrancará el próximo miércoles en el Estadio Universitario, mientras que el partido de regreso se disputará en Argentina, el miércoles 5 de agosto.