JOSÉ LUIS GARZA
30 de septiembre de 2015 / 08:17 p.m.

Tigres ligó su segunda derrota consecutiva en el torneo, sumó 191 minutos sin anotar y perdió su invicto en casa al perder 1-0 a manos del Puebla, equipo que no había ganado un solo punto de visitante en el actual Apertura 2015.

Si bien los felinos tuvieron la ausencia de Rafael Sobis y Joffre Guerrón por expulsión, lograron armar jugadas importantes frente al marco contrario pero carecieron de la contundencia para concretarlas.

Con este resultado los felinos se quedaron con 16 puntos y cayeron en la general al séptimo lugar mientras que el Puebla sumó sus puntos 16, 17 y 18 para tomar por asalto el sexto sitio que era de los auriazules.

Tal y como el técnico de la Franja, Pablo Marini, dejó en claro a su llegada a Monterrey, Puebla fue un equipo que realmente se jugó la vida en cada balón disputado y que logró poner de cabeza a los felinos.

Como ejemplo quedó de manifiesto la marcación que le hicieron al francés André Pierre Gignac a quien no le dejaron recibir cómodo con dos y hasta tres jugadores resguardándolo.

En contraparte tuvieron en Luis Gabriel Rey su hombre de experiencia quien tuvo contadas oportunidades pero en una d ellas mostró su contundencia para abrir el marcador en favor de su equipo.

Luis Gabriel Rey adelantó al Puebla al minuto 25, el Canguro recibió pase de Christian Bermúdez fuera del área y ante la marca de dos felinos sacó zurdazo que superó a Nahuel Guzmán para adelantar a los camoteros.

Cabe destacar que esta anotación fue la décimo quinta que el colombiano le ha marcado a los auriazules desde que llegó a México en el 2003.

La sorpresiva anotación hizo que Tigres buscará acortar distancias llegando a fabricar opciones interesantes frente al marco poblano pero sin tener fortuna.

Para la parte complementaria Ricardo Ferreti realizó ajustes en su cuadro, primero mandó al terreno de juego a Damián Álvarez en sustitución de Gerardo Lugo. Con el ingreso del enano como puntero izquierdo Javier Aquino pasó al lado derecho mientras que Jurgen Damm pasó a ser un segundo nueve, lo que sorprendió a Pablo Marini.

Y es que en los primeros minutos de la parte complementaria los felinos lograron mantener encerrado en propio terreno con un ataque muy variable y con disparos desviados de Aquino, Damm y Dueñas, así como dos postes de Damián y Gignac que inquietaron la meta del arquero Campestrini.

Las emociones mantuvieron los hinchas felinos hasta el final del partido con sendas oportunidades, primero en un remate de cabeza que tuvo Gignac al minuto 89 a pase de Aquino pero el francés no pudo darle dirección a su remate a pesar de que nadie le marcó.
Tras esa jugada vino la respuesta de Christian Bermúdez quien entró sólo al área felina pero pegándole mal al esférico cuando ya en la banca de la franja esperaban el gol.

Ahora Ricardo Ferreti deberá de preparar el duelo contra Atlas el fin de semana antes de reintegrarse a la Selección mexicana donde buscará su boleto a la Confederaciones ante Estados Unidos.