28 de marzo de 2013 / 02:37 p.m.

Monterrey • A pesar de utilizar un modelo de negocios que para muchos parecería arriesgado, la cadena de tiendas de electrodomésticos y productos de línea blanca, Rent-A-Center, ha sabido aprovechar un esquema de venta a plazos en el que no se requiere investigación crediticia de sus compradores.

Incluso, si el cliente en algún momento se ve en la complicación de no poder cumplir con sus pagos, simplemente puede devolver el producto, y una vez que se encuentre en capacidad de continuar con los pagos está en la libertad de reiniciar el convenio, aseguró Xavier Dominicis, vicepresidente de relaciones públicas de la compañía.

“"No hemos tenido problemas. El cliente hace su pago o devuelve el producto, ésa es la flexibilidad que existe"”, explicó.

Agregó que precisamente éste ha sido el factor medular que les ha valido un rápido crecimiento dentro del mercado mexicano, pues con apenas dos años de que establecieron su primera tienda en el país, ya abrieron su sucursal número 100, la cual se estableció en Monterrey.

Aunque anteriormente ya existían más sucursales de Rent-A-Center en el estado, distribuidas en los municipios de Escobedo, Santa Catarina, San Nicolás de los Garza, Apodaca, Guadalupe y por supuesto Monterrey; de esta manera Nuevo León es el estado en el que más sucursales tiene la empresa, con 34 establecimientos.

“"Una plaza de economía muy activa, con alto potencial para captar a nuestro mercado objetivo ofreciendo nuestros servicios. Donde hay mayor concentración de puntos de venta de nuestra competencia; nuestros clientes son más sensibles a la oferta del retail"”, dijo Dominicis.

“"En realidad el modelo nuestro, es un modelo que no existía anteriormente, al consumidor le ha gustado mucho este modelo; pues no se necesita historial crediticio y tiene mucha flexibilidad en la línea de productos que requiere”, reiteró. Cuenta con 3 mil tiendas en EU, Canadá y Puerto Rico.

DANIEL ANGUIANO