5 de junio de 2013 / 05:17 p.m.

 

 

Ciudad de México • El Producto Interno Bruto Ampliado (PIBA) del Sector Salud fue de 808 mil 575 millones de pesos en 2011, lo que representó 5.6 por ciento del PIB del país, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

A su interior, el Sector Salud (la producción de bienes y servicios relacionados con la prevención, cuidado y mantenimiento de la salud humana), aportó 4.5 por ciento del PIB nacional, y el valor del Trabajo no Remunerado en el Cuidado de la Salud (TNRS) contribuyó con el restante 1.1 por ciento.

Por tipo de bien o servicio generado, el PIBA se concentró en la producción de bienes y servicios del Sector Salud, la cual aportó 79.5 por ciento; en particular, las actividades de atención ambulatoria y servicios hospitalarios participaron con 28.5 y 20.9 por ciento respectivamente.

El resto se distribuyó en la producción de otros bienes y servicios relacionados con la salud con 8.1 por ciento, la producción de medicamentos, lentes y material de curación 7.9 por ciento, el comercio de bienes relacionados con la salud 7.5 por ciento y las actividades de administración pública de la salud 6.6 por ciento, añadió.

Por su parte, el valor del TNRS se conformó por las actividades relacionadas con los cuidados especializados (por ejemplo, cuidados a enfermos crónicos o con algún tipo de discapacidad), los cuales representaron 13.4 por ciento.

A su vez, los cuidados no especializados (cuidados por enfermedades menores o temporales) que aportaron 6.4 por ciento; el apoyo a otros hogares en el cuidado de la salud con 0.4 por ciento y el trabajo voluntario en atención de la salud 0.3 por ciento.

En un comunicado, el organismo señaló que en 2011, el PIBA del Sector Salud se incrementó 3.1 por ciento, en términos reales, respecto al nivel alcanzado en 2010.

El mayor crecimiento se registró en las actividades que los hogares destinan al cuidado de la salud (TNRS) con una variación de 11.4 por ciento, mientras que la producción de bienes y servicios del Sector Salud lo hizo en 1.3 por ciento.

Indicó que la participación del Sector Salud en el PIBA durante 2011 fue de 79.5 por ciento, y ésta se concentró principalmente en los servicios de atención ambulatoria, los servicios de hospitalización y la producción de otros bienes y servicios asociados a la salud.

Para el trabajo no remunerado en el cuidado de la salud correspondió 20.5 por ciento restante, detalló la institución. Señalo que la formación bruta de capital fijo (FBCF) o inversión fija bruta del Sector Salud, durante 2011, alcanzó un nivel de 34 mil 314 millones de pesos, lo que representó 1.2 por ciento de la FBCF de la economía.

La inversión, puntualizó, se asignó principalmente a la construcción de bienes inmuebles con 54.9 por ciento y la adquisición de maquinaria y equipo (para la producción) con 29.4 por ciento; el resto se distribuyó entre la adquisición de mobiliario y equipo (de oficina), equipo de cómputo y equipo para transporte.

Apuntó que en 2011, el Sector Salud registró un millón 472 mil 764 puestos de trabajo remunerados dependientes de la razón social, equivalentes a 4 por ciento de los empleos remunerados de la economía en ese año, de los cuales el sector público generó 67.1 por ciento de los puestos y el sector privado el restante 32.9 por ciento.

Mencionó que en los hogares, el tiempo que se destinó a las actividades de prevención, cuidado y mantenimiento de la salud fue de cuatro mil 273 millones de horas, en 2011.

Refirió que este trabajo se concentró particularmente en los cuidados dentro del hogar con 95.1 por ciento y el resto se destinó como apoyo a otros hogares y/o trabajo voluntario.El valor de estas actividades de los hogares fue equivalente a 164 mil 241 millones de pesos.

El INEGI expuso que el gasto en salud (las erogaciones realizadas para la prevención, rehabilitación y mantenimiento de la salud, incluyendo la formación de capital de las instituciones proveedoras de atención de la salud) ascendió a 861 mil 651 millones de pesos en 2011, y significó 6.0 por ciento del PIB nacional.

Agregó que el gasto total en salud se ejerció en 28.1 por ciento por las instituciones de seguridad social, 15.7 por ciento por las administraciones estatales y 9.5 por ciento por la administración central, que se refiere a las instituciones y dependencias del gobierno federal, por lo que en su conjunto el sector público participó con el 53.3 por ciento del gasto en salud.

En el sector privado, el gasto realizado por los hogares representó 41.7 por ciento del gasto total en salud y otras fuentes de financiamiento privado (empresas de seguros de gastos médicos, las sociedades y las instituciones sin fines de lucro que sirven a los hogares), 5.0 por ciento, puntualizó.

Notimex