15 de marzo de 2013 / 05:00 p.m.

Washington DC -Baltimore.- La producción industrial de Estados Unidos repuntó en febrero, en la señal más reciente de fortaleza en una economía que muestra un claro impulso tras haber quedado casi estancada a fines del año pasado.

Otros informes divulgados el viernes mostraron el mayor incremento en los precios al consumidor en casi cuatro años el mes pasado debido al aumento del costo de la gasolina, una baja de la confianza del consumidor estadounidense a comienzos de marzo y un incremento en la actividad manufacturera en el estado de Nueva York.

La producción manufacturera subió 0.8 por ciento en febrero, tras un declive revisado de 0.3 por ciento en enero, dijo el viernes la Reserva Federal. Economistas consultados por Reuters pronosticaban un avance de 0.4 por ciento.

El incremento se combinó con una fuerte alza en la producción de las empresas de servicios básicos para hacer que la producción industrial total subiera 0.7 por ciento, una buena señal para el crecimiento económico del primer trimestre.

En forma separada, el Departamento del Trabajo dijo que su índice de precios al consumidor subió 0.7 por ciento el mes pasado, el mayor incremento desde junio del 2009, tras permanecer sin cambios en enero.

La gasolina fue responsable por cerca de tres cuatros del alza en la inflación al consumidor y los llamados precios subyacentes avanzaron sólo 0.2 por ciento en febrero, dejando la puerta abierta a que la Reserva Federal continúe con sus estímulos de compras de bonos.

"La forma en que han salido los datos les dan mano libre (a la Fed) para ser extremadamente agresivos para reducir el desempleo", comentó Stephen Stanley, economista jefe de Pierpont Securities en Stamford, Connecticut.

Economistas consultados por Reuters esperaban que el IPC subiera 0.5 por ciento. En los 12 meses hasta febrero, trepó 2 por ciento, la mayor alza desde octubre y una aceleración desde el 1.6 por ciento de enero.

Los precios subyacentes, que excluyen los volátiles costos de los alimentos y de la energía, subieron 2 por ciento en 12 meses hasta febrero.

Los consejeros del banco central estadunidense se reunirán la próxima semana para evaluar la economía y se espera ampliamente que sigan comprando 85 mil millones de dólares mensuales en bonos para impulsar un crecimiento económico más fuerte.

La Fed ha dicho que mantendrá las compras de bonos hasta que vea una mejoría sustancial en el panorama del mercado laboral.

Los precios de la gasolina subieron 9.1 el mes pasado, su mayor alza desde junio del 2009, tras caer 3 por ciento en enero. Sin embargo, los costos en las gasolineras han bajado en las últimas dos semanas.

Las acciones estadunidenses abrieron levemente a la baja, mientras que los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subían.

CONSUMIDORES SIENTEN LA PRESIÓN

La aceleración de la inflación golpeó el poder adquisitivo de los hogares, lo que podría afectar al gasto. Las ganancias promedio por hora ajustadas por inflación bajaron 0.6 por ciento en febrero, y avanzaron sólo 0.1 por ciento en comparación a un año atrás.

La confianza del consumidor se debilitó a comienzos de marzo, según un sondeo preliminar de Thomson Reuters/Universidad de Michigan.

La lectura fue la menor desde diciembre de 2011 debido a la insatisfacción con políticas económicas gubernamentales y a que menos estadounidenses esperaban una mejoría en el crecimiento o en el mercado laboral.

Datos divulgados el miércoles mostraron un gran repunte vinculado con los precios en ventas en gasolineras en febrero, pero otras ventas minoristas también subieron, lo que remarcó las expectativas de un sólido crecimiento en el primer trimestre.

El informe de la Fed sobre producción industrial alentó aún más esas expectativas. El avance en la producción manufacturera reflejó un gran salto de 1.2 por ciento en la producción de bienes duraderos.

La producción automotriz subió 3.6 por ciento tras caer 4.9 por ciento en enero, dijo la Fed.

En otro informe, el Banco de la Reserva Federal de Nueva York dijo que su índice "Empire State" sobre condiciones generales de los negocios cayó a 9.24 en marzo desde 10.04 en febrero, lo que indica que el crecimiento en el sector fabril podría estar enfriándose un poco.

El informe de inflación mostró que los costos de vivienda mantuvieron un alza constante en febrero. La renta equivalente de los dueños, que cuenta por cerca de un tercio del IPC subyacente, subió 0.2 por ciento tras un alza similar en enero.

Los precios de las vestimentas cayeron 0.1 por ciento tras subir 0.8 por ciento en enero. Los costos de los nuevos vehículos motorizados cayeron 0.3 por ciento tras elevarse 0.1 por ciento el mes anterior.

Los precios de los autos y camiones usados subieron por segundo mes consecutivo.

REUTERS