27 de abril de 2013 / 02:14 a.m.

Monterrey.- • Grupo Maseca (Gruma) cerró esta semana con un repunte en el rendimiento de su acción de 18.48 por ciento, acumulando solo en dos días un 15.91 por ciento.

Después de que la emisora dio a conocer sus resultados del primer trimestre por la tarde del miércoles, el mercado respondió al siguiente día con un incremento en los títulos de un 11.25 por ciento y todavía este viernes continuó aumentando un 4.19 por ciento.

Los títulos serie B de la compañía que dirige Juan Antonio González Moreno —presidente del Consejo de Administración desde diciembre pasado— cerraron con un precio de 63.64 pesos, después de que el viernes pasado su precio era de 53.71 pesos.

Analistas que pidieron el anonimato comentaron que el jueves se operó un cruce de acciones, un accionista del grupo de control de la sociedad adquirió 13.8 millones de títulos ordinarios de la empresa, se desconoce el nombre y lo que equivaldría dicho monto.

Pero estimaciones de los mismos analistas consultados indicaron que pudiera llegar hasta los 800 millones de dólares.

Gruma, que informó en su reporte que consolidó desde el pasado 22 de enero la expropiación de sus 10 plantas en Venezuela, detalló que el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia publicó en enero la “Providencia Administrativa Número 004-13”, donde se designaron administradores especiales para Monaca y Demaseca.

“El preámbulo de la providencia indica que el objetivo de la misma es dotar a los ‘administradores especiales’ de las más amplias facultades para ejecutar todas aquellas acciones necesarias a objeto de procurar la continuidad y la no interrupción del funcionamiento de las empresas bajo administración”.

Con esto, a partir del primer reporte trimestral de este año, dejó de consolidar la información financiera de sus unidades en ese país.

Ayer, Gruma informó que continúa en pláticas de negociación con el nuevo gobierno en Venezuela, presidido por Nicolás Maduro, para llegar a un acuerdo en el proceso de expropiación de las unidades.

Sin embargo, no estimó en qué periodo podría alcanzar a llegar a un acuerdo con el gobierno venezolano.

La empresa explicó que, actualmente, sigue operando las 10 plantas, al mismo tiempo que el gobierno de ese país también tiene el control.

Dijo que, independientemente de este proceso, la compañía continuará con su línea estratégica de consolidación.

Ayer, Gruma realizó su Asamblea General Ordinaria en un reconocido hotel de Monterrey —la primera del año— a la que asistieron alrededor de unas 20 personas.

ALEJANDRA MENDOZA