7 de marzo de 2013 / 03:17 p.m.

San Pedro Garza García • En Nuevo León la llegada de empresas japonesas no sólo ha representado una inversión positiva para el Estado, sino también un nicho de mercado para el restaurante Yama-To que ofrece “comida de casa” a los trabajadores orientales que viven en la entidad.

Este restaurante de comida japonesa cuenta con 20 años en la entidad y fue de los pioneros en el área metropolitana de Monterrey en ofrecer este tipo de menú, dijo Paulina González Contreras, socia de este negocio.

Actualmente cuentan con dos sucursales ubicadas en los municipios de San Pedro Garza García y Monterrey, que tienen una superficie de 800 y 200 metros cuadrados respectivamente.

Entre sus dos restaurantes atienden en total a 120 comensales, en su mayoría se concentran en San Pedro.

Los otros dos socios son: Armando Borda y Haromi Kairiku (de origen japonés) quien le ha dado la sazón a la comida oriental.

Algunas de las empresas donde reparten comida son: Axa Yazaki, Denso, Marley, Aisin, Sanyo Energy y Ternium, y en promedio llegan a repartir hasta 60 platillos en los municipios de Apodaca, Ciénega de Flores y Guadalupe.

“"En la inauguración de la empresa japonesa Denso invitaron a Haromi para que prepara la comida que se ofreció"”, recordó Armando Borda.

“"Mínimo vienen 30 personas diariamente”, dijo Kairiku quien prepara la comida para sus paisanos y utiliza materia que trae desde Estados Unidos.

El menú de este restaurante ofrece 200 platillos diferentes, explicó el chef, entre los más pedidos son: shogayaki bara, tonkatsu y katsu don. El precio de los platillos va desde los 70 a 250 pesos.

La variedad de su menú sería igual a la que ofrecen en 5 restaurantes de Japón, explicaron los socios por lo que esto les ha ayudado a obtener la preferencia de sus clientes.

Uno de sus “"secretos"” para crear esta variedad es que existe una retroalimentación por parte del chef con sus comensales japoneses y con esto han surgido propuestas de nuevas combinaciones de platillos.

Aunque actualmente se posicionan entre los principales restaurantes llegar a este lugar no fue fácil –mencionó Paulina González- pues hace dos décadas no era tan aceptada pero poco a poco ha ganado mercado y el gusto del paladar de los regios.

González explicó que en 1992 ella abrió el primer restaurante (ubicado frente al Tecnológico de Monterrey- y en sus inicios era de comida mexicana pero al conocer al chef japonés se decidió por cambiar el menú, así fue como nació Yama-To.

Esta palabra tiene tres significados: fue el nombre de Japón, es el nombre de un barco de la segunda guerra mundial y quiere decir Gran paz, explicó Kairiku, quien bautizó al restaurante.

En 1998 los socios decidieron abrir su segunda sucursal en el municipio de San Pedro, lugar al que se ha dado cita el ex alcalde de esa ciudad Mauricio Fernandez.

Entre los proyectos que tienen en el corto plazo es el construir una terraza en sus restaurantes y recientemente realizaron algunas adecuaciones debido a su 20 aniversario.

En el corto plazo no prevén una tercera sucursal ya que desean enfocarse a la atención personalizada de sus clientes, aseguraron los socios.

ALEJANDRA MENDOZA