7 de enero de 2013 / 02:53 p.m.

Monterrey  Si bien el corredor automotriz Norte de Coahuila-Nuevo León no captó ninguna de las inversiones recientemente anunciadas por las armadoras de autos, el reto que enfrenta es seguir desarrollando tecnología e integrar a más empresas que puedan sustituir la importación de piezas.

Alberto Piñones, director general de Cifunsa –empresa importante que pertenece a la división automotriz de Grupo Industrial Saltillo- y Manuel Montoya, director del Clúster automotriz de Nuevo León, coincidieron en que es necesario fortalecer este corredor que comenzó a consolidarse en los años 80, aproximadamente.

En los próximos cinco años para el sector automotriz se proyecta un crecimiento de 30 por ciento, señaló Alberto Piñones, ya que se espera que Estados Unidos comience a demandar a partir del 2016 unos 17 millones de vehículos: “Los grandes corredores de la industria automotriz estamos aumentando nuestras capacidades para esa nueva demanda que se va a estar generando en el corredor”.

Sin embargo, entre los retos se encuentra es el desarrollar más tecnología y solicitar recursos para generar innovación: “Requerimos más apoyo para el desarrollo tecnológico del corredor, apoyos a través del Conacyt, de las dependencias federales que nos permitan hacer trabajos de innovación”.

En el tema de infraestructura mencionó que se requiere mejorar el sistema de ferrocarriles y lograr una simplificación de la documentación de aduanas: “Creo que son factores importantes en términos de infraestructura para mejorar el corredor”.

Dijo que actualmente una de las tareas en la que se encuentran trabajando es la organización de las compañías en Coahuila a través del clúster automotriz en la entidad.

Este corredor de la región norte se caracteriza por la construcción y diseño de herramentales para diferentes procesos, fundición especializada, experiencia en piezas troqueladas y ensambles especiales. Debido a esta experiencia y a la mano calificada este corredor es atractivo para cualquier inversión, aseguró.

Manuel Montoya, director del clúster automotriz de Nuevo León, dijo que este corredor emplea aproximadamente a unos 120 mil personas y se ha consolidado en la producción de vehículos pesados como Navistar y Freightliner, ubicadas en Nuevo León y Coahuila, respectivamente.

“Otra característica es que las principales empresas mexicanas del sector están ubicadas en esta zona como es Nemak, Metalsa, Vitro, Katcon, Gonher y Cifunsa”.

Uno de los retos, señaló es el agregar a más empresas proveedoras que puedan sustituir las importaciones ya que actualmente alrededor del 50 por ciento de las piezas provienen de otros países.

“Lo importante es cómo hacemos que proveedores mexicanos que se integren a las cadenas productivas, se sigue importando mucho de Estados Unidos, Europa y Asia. El 50 por ciento de los insumos se sigue importando en términos generales como piezas estampadas, en aluminio, forjadas, son muchas”.

Alberto Piñones dijo que una armadora representa aproximadamente una derrama económica entre 500 a mil millones de dólares y es un detonador de empleos tanto directos como indirectos.

Mencionó que los Estados de la zona bajío han sido beneficiadas con inversiones de las compañías: Audi, Toyota y Mazda, mientras que algunas de las empresas más importantes en el corredor norte son: Caterpillar, John Deere, Navistar, General Motors y Chrysler.

De acuerdo con un reporte de la firma Actinver los jugadores clave de la industria automotriz mexicana (en términos de volumen de producción) son: Nissan, Volkswagen, General Motors, Ford y Chrysler, con un 93 por ciento del mercado, mientras que Fiat, Honda y Toyota representan el 7 por ciento restante.

Algunas de estas empresas tienen la intención de abrir nuevas plantas o ampliar dicha capacidad, indica el reporte, como: Volkswagen con 330 mil unidades por año, Honda con 240 mil unidades anualmente y Mazda con 140 mil autos por año, las tres ubicadas en el Estado de Guanajuato.

Mientras que Audi se espera una producción de 150 mil unidades en Puebla y Nissan con 175 mil vehículos por año en Aguascalientes.

Manuel Montoya, señaló que crecimiento que se está dando en la región bajío es de vehículos para un mercado doméstico que se van a producir para México y América del Sur.

Dijo que esta zona va a requerir más proveedores y muchas empresas de esta región norte van a beneficiarse al suministrarles piezas.

Agregó que en este año en Nuevo León se espera que las exportaciones se incrementen a 7 mil 500 millones de dólares del clúster automotriz en la entidad, con una generación de empleo similar a la del año pasado.

Estimó que el 2012 cerró con exportaciones por alrededor de los 7 mil 200 millones de dólares y en total emplea a 60 mil trabajadores.

— ALEJANDRA MENDOZA