ROBERTO FLORES 
8 de noviembre de 2017 / 10:03 p.m.

Tigres arrancó con el pie izquierdo su gira por Texas en esta fecha FIFA, al caer 2-4 víctima de sus propios errores defensivos ante un Veracruz que supo aprovechar las circunstancias.

Con un cuadro plagado de elementos que han visto poca acción en el torneo y algunos que habitualmente ha sido titulares, los felinos encararon el partido de arranque de su mini gira por Texas.
Arrancaron elementos como Enrique Palos, Francisco Meza, Timothee Kolo, Larry Vásquez, Iván Estrada, Ismael Sosa, entre otros.

Ante unos 18 mil aficionados en el HEB Park de esta ciudad aledaña a McAllen, y bajo una temperatura de 14 grados, un gélido viento y una llovizna ligera, Tigres aprovechó a la perfección este juego y deleitó a sus Incomparables Del Valle de Texas.

Veracruz vino con un equipo parchado, sin algunas de sus figuras como Daniel "Keko" Villalba, el "Polaco" Méndez y Martín Bravo, por lo que su entrenador José Saturnino Cardozo también puso un cuadro alternativo.

Tigres desde el inicio tomó el control del juego, con un mediocampo más que interesante con el colombiano Larry Vásquez, Jesús Dueñas, Lucas Zelarayán y Damián Álvarez, dejando en punta a Ismael Sosa y Eduardo Vargas.

La única opción jarocha vino tras un error de Iván Estrada en la salida, el africano Geoffrey Acheanpong mandó un centro a Adrián Luna que remató y atajo Enrique Palaos y en el rechace Edgar Andrade lo envió por encima del arco.

Al minuto 29 se abrió el marcador con un golazo del chileno Eduardo Vargas en u trallazo de fuera del área que dejó sin oportunidad a Melitón Hernández, haciendo estallar el júbilo en la tribuna y el grito de "¡Tigres, Tigres, Tigres!".

Tres minutos más tarde estuvo cerca de caer el segundo en una descolgada de Damián Álvarez por toda la banda izquierda, pero su disparo pasó apenas desviado, después al 39' Ismael Sosa también estuvo cerca.

Veracruz no encontraba la forma de crear peligro y tuvo que ser en un error en la salida felina, en la media cancha, cuando robaron la pelota y Adrian Luna aprovechó para poner el 1-1 justo antes del descanso.

Para el segundo tiempo Ricardo Ferretti mando al campo a Israel Jiménez y Jorge Torres Nilo en lugar de Iván Estrada y Alberto Acosta; mientras el ex felino José Rivas lo hizo por los escualos.

Tigres seguía dominando, llegando con balón dominado hasta tres cuartos de cancha, pero sin la claridad para definir, por lo que no aprovechaban momento y al 52' los errores les cobraron factura.
En un balón nuevamente perdido en la salida, el Veracruz no dejó escapar la suya y por medio del juvenil Jesús Ramírez puso el 1-2 que dejó helados a los Incomparables texanos.

Al Tuca no le quedó otra que mandar a su máxima estrella a la cancha, el francés André Pierre Gignac ingresó por Larry Vásquez y causó que los aficionados explotaran en júbilo al momento del cambio.

Pero "Dedé" no entró a jugar como centro delantero, lo hizo más atrasado en la media cancha, en ocasiones como interior izquierdo, otras como enganche, pero alejado del centro del ataque.

Lejos de mejorar, las cosas empeoraron, pues mientras los ataques felinos seguían siendo débiles, los Tiburones mantuvieron su certeza, y al 65' José Velázquez puso el 1-3 con un cabezazo certero que ponía el partido muy complicado para los regios.

Tigres se acercó al 70' con una anotación de Francisco Meza aprovechando un rebote en él área tras un tiro de esquina y el público se emocionó con una posible remontada.

Ya con Rafael Carioca y el "Chaka" Rodríguez en la cancha como últimos cambios, los felinos insistieron una y otra vez, pero sin claridad ni ideas. Al 87' un tiro libre de Gignac fue lo más cercano al empate.

Para colmo de males, al 90' José "Palma" Rivas anotó el cuarto gol al equipo de sus amores y así cerrar el partido.

Tigres ahora viajará a Dallas donde este sábado estará enfrentando al Pachuca en el segundo y último juego de esta gira y regresará el domingo a casa para empezar la preparación rumbo al Clásico 113.

DP