ROBERTO FLORES
3 de octubre de 2015 / 08:08 p.m.

Tigres puso fin a su mala racha y de paso se afianzó en zona de clasificación al vencer 1-0 al Atlas gracias a un golazo de Jürgen Damm en la segunda parte.

Los felinos llegaron a 19 puntos y se colocaron en la quinta posición de la tabla general, terminando también con la sequía de goles, tras las derrotas que habían sufrido ante Pumas y Puebla.

El conjunto universitario empezó como protagonista del juego, teniendo el balón y presionando la salida del Atlas, además de generar futbol por las bandas. Mientras que los Rojinegros buscaban con lanzamientos largos sorprender a la zaga felina.

Los felinos sabían que era imperioso cortar la racha de dos derrotas al hilo, frente a Pumas y Puebla, para evitar caer más en la tabla general.
Al minuto 10 André-Pierre Gignac dio el primer aviso en un testerazo desviado en córner; en tanto Baloy respondió al 14 también de cabeza.

Javier Aquino amenazó con tiro de media distancia al 16', mientras que Jorge Torres Nilo se salvó de la expulsión tras una violenta entrada.

Poco a poco, Atlas emparejó las acciones y al 23' Nahuel Guzmán salvó su arco en un remate de Rodrigo Salinas en un tiro de esquina. Tres minutos después los Tapatíos reclamaron una mano de José Rivas dentro del área, pero el árbitro Óscar Macías la consideró no intencional.

La más clara de Tigres llegó al 35' en un remate de izquierda de Rafael Sobis, pero el zaguero Walter Kannemann salvó con gran barrida.

Justo un minuto antes del descanso, Eisner Loboa dejó ir la ventaja local al volar su disparo, estando sin marca en el área grande.

Para la segunda parte, Ricardo Ferretti no hizo cambios y Tigres volvió a tener el control del encuentro, pero sin encontrar claridad en sus llegadas, por lo que se antojaba un cambio.

Cuando parecía que pedía a gritos salir de la cancha, Jürgen Damm anotó un golazo de izquierda al sacar un tiro inalcanzable de izquierda para el portero Fraga, poniendo el 1-0 felino a los 55', dejando en 246 los minutos sin gol.

Matosas de inmediato mandó a Aldo Leao Ramírez buscando recuperar el medio campo, mientras Tigres iba en busca de un segundo tanto que matara el juego con los espacios abiertos.

Al 67' el silbante Macías le perdonó un penal a Felipe Baloy por un manotazo sobe el rostro de Aquino, como compensando él no haber expulsado a Torres Nilo en la primera parte. Cuatro minutos más tarde al panameño tampoco lo expulsó por una patada a Sobis.

Tigres estuvo cerca en dos ocasiones con disparos de media distancia, primero de Jesús Dueñas y luego de Gignac.

Las cosas se complicaron cuando al 81' José Rivas se fue expulsado tras faulear a Bergessio, tras una pelota mal entregada. Tuca mandó a Briseño y sacó a Gignac, después a Sobis y puso a Guerrón en busca de un contragolpe para amarrar el resultado.

A un minuto del final los Zorros anotaron el empate, pero se anuló por una falta clara sobre Nahuel Guzmán en el chica, dejando ahogado el grito de gol de Tabó.

Al final los felinos aguantaron los embates rojinegros y bajaron la cortina, sumando tres puntos muy importantes en la lucha por la clasificación en él Apertura 2015.