GERARDO SUÁREZ
18 de agosto de 2015 / 09:45 a.m.

El regreso de Tigres a la Concacaf hace suponer que habrá goles por racimos en el ‘Uni’. Isidro Metapán del Salvador llega en papel de víctima ante el poderío ofensivo y económico del Auri… sin embargo, la realidad histórica dicta lo contrario.

Porque, aunque parezca increíble, los felinos suelen sufrir cuando se trata de enfrentarse a salvadoreños en de la Concacaf. Incluso, nunca se les ha vencido sin importar se juegue en Monterrey o Centroamérica.

El Metapán se convertirá en el tercer club de este país que visite a los felinos. Los dos anteriores salieron con sendos empates que, a la postre, terminaron siendo fundamentales en la respectiva serie eliminatoria (antes no existía la fase grupal).

En 1979, el FAS enfrentó a los de San Nicolás como visitante en los Cuartos de Final, partido que terminó 0-0. En la Vuelta, Tigres cayó por la mínima en San Salvador para quedar fuera.

Posteriormente, en julio de 1981, el Auri fue anfitrión del Atlético Marte y terminaron 1-1, tras 90 minutos. El partido de regreso no se disputó debido a que los felinos se negaron a viajar al Centroamérica por los problemas políticos que se vivían en aquel país. Por ende, la Concacaf le dio el pase a la tercera ronda al rival.