REDACCIÓN | @MMDEPORTESMX
28 de mayo de 2017 / 09:33 p.m.

El delantero de Tigres, Ismael Sosa, explotó en contra del árbitro Luis Enrique Santander luego de la decisión polémica de no marcar un penal sobre él en los minutos finales del encuentro.
Sosa acusó que al silbante le faltó valor para cobrar la infracción, luego de una patada de Jair Pereira.

“Es una vergüenza que Santander no tuvo los ‘huevos’ de cobrar penal. Me dice que cobró offside de Damián Álvarez cuando yo llevo la pelota, es un penal que ustedes todos los vieron. Yo y mis compañeros tuvimos muchísima bronca. Hicimos las cosas bien, y es una vergüenza que el árbitro nos robe el partido”.

El ‘Chuco’ destacó que durante su estancia en el balompié azteca nunca ha criticado el arbitraje, pero que ante el Rebaño se sintió robado y por eso decidió declararlo.

“Todos tenemos errores porque somos seres humanos. Si quiere mejorar la Liga y quiere ser de elite tiene que mejorar mucho eso. Yo nunca protesté, casi cuatro años en México y nunca lo hice, pero hoy sí. Tengo mucha bronca porque siento que me robaron un título”, dijo antes de retirarse molesto.