1 de febrero de 2013 / 02:30 p.m.

 Los estados y municipios obtuvieron del Fondo de Estabilización de Ingresos para las Entidades Federativas (FEIEF) 12 mil 200 millones de pesos durante 2012, monto que, además de compensar un faltante en los recursos participables, les permitió fortalecer sus finanzas públicas, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En el informe de Finanzas públicas de 2012, las 32 entidades federativas del país obtuvieron una bolsa acumulada de 494 mil 14 millones de pesos por participaciones federales, más los 12 mil 200 millones de pesos del fondo,y que sumaron 506 mil 214 millones, lo que superó en 1414 millones la partida originalmente presupuestada.

El programa presupuestal original era aportar a las entidades federativas 504 mil 800 millones de pesos, pero los recursos entregados quedaron 10 mil 800 millones por debajo, explicaron funcionarios de Hacienda.

El titular de la Unidad de Planeación Económica de la SHCP, Ernesto Revilla, precisó que los gobiernos subnacionales compensaron el faltante presupuestal con el FEIEF, en el cual se acumularon casi 19 mil 600 millones de pesos.

“"Aun cuando las participaciones mostraron una caída de 10 mil 800 millones de pesos se cubrieron enteramente con el FEIEF, este fondo justamente se creó para ahorrar cuando los precios del petróleo son altos y poder cubrir las participaciones de los estados y municipios"”, explicó en conferencia de prensa.

Al no actualizar Hacienda la forma en que repartió el monto de compensación, el reporte de finanzas muestra que 28 de las 32 entidades federativas recibieron menos participaciones federales (sus principales ingresos).

Solo Sonora, Querétaro, Tabasco y Campeche obtuvieron más recursos de los programados originalmente.

Los estados con partidas menores a las programadas fueron Nayarit, con 5.9 por ciento; Chihuahua, 4.99; Baja California, 4.83, y Sinaloa, con 4.27 por ciento.

Respecto a la eficiencia de la política de deslizamiento en los precios de la gasolina que aplica mensualmente el gobierno federal, Revilla dijo que de no existir el subsidio al combustible hubiera sido más alto.

El costo por mantener el subsidio a los combustibles representó al erario un desembolso por 222 mil 757 millones de pesos en 2012, el segundo más alto desde que se tiene registro.

“"Los deslices contribuyen no solamente a atenuar las fluctuaciones en el precio internacional de la gasolina para los consumidores, sino a darle sostenibilidad y fortaleza a las finanzas públicas”", detalló.

Con la estimación de crecimiento económico de 4 por ciento en 2012 y la perspectiva de 3.5 por ciento para este año, Ernesto Revilla aseguró que México está creciendo a su potencial.

"“Estas tasas no son bajas, son muy superiores a otros países emergentes y las más elevadas de la historia reciente del país; sin embargo, no son suficientes para la magnitud de las necesidades y de los compromisos que se tienen”", abundó.

Por ello insistió en que las reformas estructurales que se estarán discutiendo a lo largo de este año y durante la presente administración permitirán al país mejorar en el aspecto de la productividad y aspirar a tener tasas de crecimiento más altas y sostenidas.

 — ALBERTO VERDUSCO Y YESHUA ORDAZ