3 de julio de 2013 / 01:38 p.m.

Monterrey • El Sistema del Fondo de Ahorro para el Retiro (Afore), que se comenzó a implementar en México en 1997, aun mantiene una agenda pendiente con los usuarios señala un estudio del Centro de Investigación para el Desarrollo A.C.

El estudio señala que el Afore sobresale por ser un modelo inequitativo, caro y riesgoso, principalmente porque existen una serie de circunstancias que podrían provocar que un trabajador no recibiera pensión alguna, así como otros casos en los que se puede recibir dos o más pensiones; además, indica el documento, el cobro de comisiones es excesivo.

"La estructura actual del cobro de comisiones que permite únicamente la percepción sobre el saldo de la cuenta del trabajador, lo cual afecta a trabajadores con más antigüedad.

"Este esquema de comisión única ha permitido comparar las comisiones entre Afores. Sin embargo, ha creado un problema nuevo: al permitir el cobro de comisiones exclusivamente sobre saldo, los trabajadores con varios años cotizando, y por ende con mayor saldo, cargan con comisiones más altas. Esto porque cuanto mayor el saldo de la cuenta, mayor la comisión".

Sin embargo, en opinión de Mauricio Villanueva, socio de servicios financieros de la consultora KPMG, los riesgos de que un trabajador no reciba una pensión adecuada no dependen de las Afores, sino del tiempo en el que éste estuvo cotizando y del nivel de las aportaciones.

“Todos los trabajadores tenemos una cuenta en el Afore, y entre más tiempo tengamos trabajando más recursos se van a juntar, hoy en día la mitad de las cuentas, casi 20 millones, son de trabajadores que tienen 36 años o menos”, dijo.

Y enfatizó que el riesgo es para aquellos trabajadores que empezaron a cotizar tarde en el sistema, y a los que el Gobierno no está obligado a fondear.

Según la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), en Nuevo León existen 2 millones 600 mil 135 trabajadores registrados y asignados a una operadora de Afores; de las cuales el 68 por ciento son hombres y el 32 por ciento mujeres; mismos que apenas el 6.2 por ciento del total nacional.

Pues según la Consar, hoy en día existen 42 millones 90 mil 8 trabajadores registrados y asignados en una Afore, que entre los recursos acumulados por todas estas cuentas se distingue la suma de mil 995 billones de pesos.

“El incremento de personas con una cuenta, genera más recursos, lo que hace que las entidades que las administran puedan diversificarse más, lo cual disminuye el riesgo de que el trabajador pueda no recibir una cantidad suficiente de retiro, y le permite administrar mejor los costos”, explicó el experto.

Agregó que las comisiones también han disminuido con el paso del tiempo, pues señaló que hace cinco años todavía se podían encontrar en el mercado tasas del 3.3 por ciento, mientras que actualmente estas rondan entre el .99 y el 1.5 por ciento; seguramente, añadió, la tendencia es que disminuyan aún más. Asimismo, agregó que los rendimientos también han mejorado.

"Los rendimientos de las Afores en los últimos cinco años, en términos de las aportaciones obligatorias están entre 7 y 8 por ciento, probablemente en las voluntarias son menos, pero son rendimientos que probablemente no te lo da otro tipo de ahorro", dijo.

Finalmente, el especialista mencionó que el balance de las Afores a 16 años de su creación es positivo, puesto que ha generado "cifras interesantes", en términos del acumulado de recursos, además del sistema de cuentas individuales que permite a los trabajadores un mayor control y transparencia sobre su fondo de ahorro; y en las nuevas herramientas que tienen las Afores para invertir y potencializar los rendimientos.

"Las Afores en 16 años han avanzado mucho, cuando se inició ese sistema el dinero de los trabajadores podía ser invertido sólo en cierto productos, con rendimientos limitados y riesgos menores, hoy por hoy, el universos de productos en los que pueden invertir las afores", dijo.

Diversifican la inversión

Las Afores pueden invertir los recursos que administran de los trabajadores en una diversidad de productos.

De acuerdo a la Consar, las Afores mexicanas pueden invertir en renta variable internacional, mercancías, deuda privada nacional, estructurados, deuda internacional y deuda gubernamental.

Dentro de estas herramientas sobresalen las inversiones en proyectos de capital, que bajo una supervisión más estricta por parte de la Consar, funcionan para fondear proyectos importantes para el país, explicó Villanueva.

"Eso implica un reto para las Afores, que puedan seleccionar bien los proyectos de capital e irlos monitoreando periódicamente y eficientemente, pero le ayuda a la economía financiar proyectos de capital, pero con una cantidad importante de recursos", dijo.

DANIEL ANGUIANO