5 de junio de 2013 / 04:23 p.m.

Madrid • El empresario mexicano Carlos Slim podría aumentar su capital en la compañía española Gas Natural ya que cuenta con el 0.5 por ciento y tiene una opción para hacerse con el tres a través de La Caixa, con la que el magnate tiene una estrecha relación.

El diario español Expansión remarcó que el empresario, el segundo hombres más rico en el mundo, después de Bill Gates, según la revista Forbes, aliado de La Caixa en España, cuenta con un negocio conjunto con Gas Natural en México.

En su edición de este miércoles, señaló que todas estas alianzas están en revisión y han creado tensiones internas en la gasista española, controlada por La Caixa, en un 34 por ciento y por Repsol, en un 30 por ciento.

Aseguró que la continuidad de los acuerdos ha puesto a la defensiva a Antonio Brufau, presidente de Repsol.

Refirió que hace un año, tras la expropiación de YPF a Repsol por el gobierno argentino, la familia Slim, a través de Inbursa y de Inmobiliaria Carso, se convirtió en uno de los accionistas privados destacados del grupo nacionalizado, con más del ocho por ciento, lo que supuso para Repsol, un balde de agua fría.

Recordó que ya entonces, Slim era aliado de Gas Natural en el mercado mexicano y uno de sus potenciales accionistas relevantes.

El empresario también era uno de los grandes socios estratégicos de La Caixa, entidad que participa en un 20 por ciento en Inbursa y además, el propio Slim, que tiene muy buena relación con Isidro Fainé, presidente de La Caixa, llegó a tener un 0.2 por ciento de Caixabank.

El diario español, especializado en economía, sostuvo que la relación del mexicano con Gas Natural se remonta a 2008, cuando la compañía española, presidida por Salvador Gabarró, vendió el 15 por ciento de su filial mexicana Gas Natural México a Inbursa por 761 millones de pesos mexicanos (64 millones de dólares).

En paralelo, Inbursa entró en el capital de Gas Natural, adquiriendo un número limitado de acciones, sostuvo.

Expuso que el problema es que tanto el acuerdo con la filial mexicana como el de la entrada en el capital de Gas Natural tienen nuevos capítulos por desarrollar.

Afirmó que el pacto societario en México incluía un compromiso de recompra, o put, por parte de Gas Natural, sobre el 15 por ciento de su filial traspasado a Inbursa, pasados cinco años.

Por otra parte, la entrada de Slim en el accionariado de Gas Natural contemplaba la opción para alcanzar un tres por ciento, adquiriéndoselo a La Caixa, dijo.

Anotó que tanto el acuerdo en México, como el de la opción del tres por ciento tienen que ser ejecutados o cancelados, a no ser que se prorroguen, aunque Brufau es reacio a que se consolide la relación con Slim.

Apuntó que según fuentes energéticas, las fricciones se han producido en las últimas semanas y añadieron que el acuerdo en México se debatió en la última comisión ejecutiva, con "distintos planteamientos y objeciones".

Aseguró que en tanto, fuentes de Gas Natural declinan hacer comentarios.

Según el acuerdo, Inbursa tenía hasta el 22 de mayo para ejercer la venta de Gas Natural México y fuentes de Repsol dicen que "no entran a valorar lo que se debate en los consejos", pero que, sobre este asunto, "se decidió que fueran los técnicos de Gas Natural los que evaluasen el valor del put para debatirlo".

NOTIMEX