REDACCIÓN | @MMDEPORTESMX
23 de octubre de 2016 / 02:26 p.m.

Como es de costumbre, la mayoría de los jugadores cuando enfrentan a sus equipos pasados les anotan, y en esta ocasión Ismael Sosa fue parte de ello al 'matar' a Pumas en los últimos minutos del encuentro, más no celebró.

Fue al 91' cuando el atacante a pase de Julián Quiñones marcó el tercer gol para Tigres y sellar la victoria. Al momento de caer el gol el argentino no festejó, sólo pidió perdón a la afición unamita que le guarda mucho cariño. 

Con esta victoria los dirigidos por Ricardo Ferretti llegan a 26 unidades prácticamente amarrando su pase a la liguilla del futbol mexicano.