ROBERTO FLORES | @betoflores67
15 de junio de 2016 / 07:03 p.m.

La incertidumbre en el caso de Ismael Sosa y su incorporación a Tigres llegó a su fin y reportará con los felinos regios este fin de semana para viajar a la pretemporada en la Riviera Maya.

El “Chuco” se presentó este miércoles en las oficinas del conjunto del Pedregal en la capital del país para destrabar con el nuevo presidente unamita, Rodrigo Ares, el problema de un adeudo por la última renovación de contrato y además el porcentaje que le corresponde por la transferencia al equipo de la UANL.

Aunque entrada la tarde noche de este miércoles no había un comunicado oficial ni de Pumas ni de Tigres, una personas enteradas del caso revelaron los detalles de la situación real del jugador que se convirtió en la “Bomba” del pasado Draft de jugadores.

“Ismael llegó durante la mañana, habló con la directiva del problema que tenía y en un par de horas quedó todo solucionado”, expresó una fuente enterada del caso, “a partir de ahí firmó el finiquito que le permite ahora sí empezar a ver con Tigres el tema de su contrato.

“Sosa estará viajando a Monterrey entre viernes y sábado, una vez que solucione el tema de la mudanza, deje arreglado lo del lugar donde vivía aquí en México, para entonces poder ver lo de la firma del contrato allá con los Tigres, que por cierto fueron parte fundamental para que todo esto se destrabara”.

.- ¿Por qué no se ha hecho oficial por ninguna de las dos partes?

“Porque se tienen que presentar los documentos de no adeudos y el finiquito firmado ante la Federación Mexicana de Futbol, entonces puede ser hoy mismo (miércoles) o a primera hora del jueves”, indicó la fuente.

De confirmarse todo esto, Ismael Sosa estaría estampando su firma con Tigres en un contrato de cinco años, es decir hasta el 2021 y sería la figura estelar de los nuevos felinos de cara al Apertura 2016.

Hay que recordar que los seleccionados nacionales, tanto mexicanos como internacionales, no estarán a disposición de Ricardo Ferretti en las primeras tres o cuatro jornadas, ante la falta de una pretemporada adecuada y por ende tanto Sosa como Luis Quiñones serían los referentes ofensivos del equipo al arranque del nuevo torneo.

Desde temprana hora del miércoles se empezaron a dar los signos positivos de que Sosa llegaría finalmente a Tigres, pues el colombiano Johan Arango se presentó en Pumas para ser el reemplazo del “Chuco” en la ofensiva unamita.

De hecho, ya después del mediodía “Aranguito” , cuyos derechos federativos pertenecen a Tigres, publicó en sus redes sociales su felicidad por ser nuevo jugador de Pumas en un contrato de seis meses a préstamo con opción.

Así es que después de muchos dimes y diretes, Ismael Sosa se vestirá de amarillo y azul y ahora rugirá como tigre en el Apertura 2016.