24 de mayo de 2013 / 05:08 p.m.

Ciudad de México  • En el primer trimestre del año, la inversión en cartera, mejor conocida como capital golondrino, superó al ingreso de recursos por inversión extranjera directa, según el informe de la balanza de pagos del Banco de México.

En el documento, el organismo detalla que por inversión de cartera ingresaron al país 11 mil 509 millones de dólares; por inversión extranjera directa se contabilizaron apenas 4 mil 988 millones de dólares.

Hay que recordar que la fuerte entrada de capital golondrino a México se debe a los atractivos intereses que ofrece el país para los inversionistas, con una tasa de 4 por ciento, cuando en Estados Unidos no se está ofreciendo actualmente ningún rendimiento.

En este sentido, el mismo gobernador de Banco de México, Agustín Carstens, ha advertido de los riesgos ante la llegada de inversión en cartera, pues de haber un aumento en las tasas de interés en otros países, esto provocará una salida masiva de estos recursos, lo cual afectaría directamente al tipo de cambio.

En contraste, Carstens ha señalado que México debe incentivar la llegada de inversión extranjera directa, ya que esta sí tiene un efecto productivo y ayuda en la generación de empleos.

Ante esto, el Banco de México indicó en su reporte que de enero a marzo pasado, los flujos de capital hacia las economías emergentes aumentaron, si bien con cierta volatilidad, como resultado en buena medida de las posturas monetarias más acomodaticias en las principales economías avanzadas.

“Al ser México una economía altamente integrada comercial y financieramente con el exterior, en particular con Estados Unidos, la situación antes descrita se vio reflejada en los mercados financieros nacionales, al registrarse una considerable apreciación del peso y disminuciones en las tasas de interés de mercado a niveles mínimos históricos”, destacó.

Antonio Hernández