10 de septiembre de 2013 / 04:44 p.m.

Monterrey • La empresa neoleonesa GN Energéticos distribuirá gas natural comprimido a la zona del Bajío mexicano, a través de lo que llaman “gaseoductos virtuales”, con el fin de atender la demanda de este combustible a los industriales de la región.

La empresa, filial de Grupo Energéticos, invirtió 250 millones de pesos en la construcción de una planta de gas natural comprimido, ubicada en Pénjamo, Guanajuato, y tiene una capacidad de almacenamiento de hasta 14 millones de metros cúbicos del combustible.

La mayor parte de esta inversión se dio en la adquisición de 30 unidades para la transportación del gas natural, explicó César Humberto Cadena Cadena, presidente de la compañía, dado que cada unidad tiene un precio de 580 dólares, más 180 mil dólares por cada tractor.

Añadió que la infraestructura está pensada para 20 millones de metros cúbicos, que se irán utilizando conforme se incremente la demanda.

“El gaseoducto virtual” consiste en la distribución de gas natural en unidades de carga con sus respectivos tractores, mismos que tienen capacidad para transportar el equivalente de hasta 13 mil 250 litros de gas natural comprimido, indicó Cadena.

Además, detalló el empresario, los cilindros en los que se almacena el combustible están construidos con fibra de carbono y polietileno de alta densidad, que permite la flexibilidad y mayor resistencia de los tanques.

“Los tenemos monitoreados; para nuestra operación es fundamental los sistemas de seguridad. En caso de un siniestro, no sólo buscamos proteger a nuestro operador, sino el entorno donde se encuentra la unidad”, comentó Cadena Cadena durante un recorrido en las instalaciones de Energex, en el municipio de Cadereyta, Nuevo León.

Asimismo, detalló que la planta de compresión cuenta con un ducto de 10 pulgadas de diámetro y está ubicada a 29 metros de un gasoducto de Pemex en el tramo de Valtierra y Salamanca.

“Los clientes no tienen sistema de almacenaje, a ellos se les instala en comodato un sistema de descompresión del gas natural, entonces, nosotros les enviamos las unidades cargadas y, cuando está por terminarse el gas, les enviamos otra unidad”, dijo.

Añadió que el proyecto arrancó hace un mes con cuatro clientes iniciales, que son una empresa fabricante de vitropiso en Zacatecas, de nombre Cesantoni, así como algunas maquiladoras y una tequilera.

“Hasta el momento tenemos ya (comercializada) bajo contratos el 40 por ciento de la capacidad de la planta, otro 30 por ciento se encuentra en negociaciones; mientras que el otro 30 por ciento todavía está ocioso”, dijo el empresario.

Por otro lado, comentó que también existe una demanda por parte de la industria del transporte para el uso de gas natural, a la que ya dan servicio de abastecimiento de diésel; sin embargo, por el momento trabajan en las negociaciones.

DANIEL ANGUIANO