8 de julio de 2013 / 10:40 p.m.

Ciudad de México  • A partir de este mes, el tequila se convirtió en el primer producto mexicano en obtener el registro como Denominación de Origen en Chile, informó el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

Ahora, los productores mexicanos de tequila estarán protegidos a través de la Ley de Propiedad Industrial de Chile para prevenir que terceros no autorizados empleen esta denominación de origen.

Ello, luego de que el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI) de la nación sudamericana autorizó el uso de esta denominación al Consejo Regulador del Tequila del país.

Los beneficiados con este reconocimiento son productores mexicanos de los estados de Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nayarit y Tamaulipas, al aumentar las garantías alcanzadas con el Tratado de Libre Comercio entre Chile y México, vigente desde 1999.

Así, podrán asegurar a los consumidores que efectivamente su materia prima fue cultivada y procesada en los estados tequileros de la República Mexicana, sobre todo del Bajío, bajo estrictas normas de seguridad y calidad productiva consideradas por INAPI para la obtención de este derecho industrial en Chile.

En un comunicado, el IMPI refiere que la materia prima de la cual se obtiene esta bebida alcohólica es llamada Agave Tequilana Weber, variedad azul originaria de la zona occidental de México, del estado de Jalisco.

Existen registros de que las tribus indígenas de la región ya la utilizaban en la producción de bebidas alcohólicas y que desde 1887 se mencionaban las operaciones unitarias involucradas en la fabricación del tequila.

Por lo tanto, la solicitud para el reconocimiento de la Denominación de Origen Tequila descansa fundamentalmente en la demostración de que existe un vínculo entre el origen geográfico y el producto final, expuso el IMPI.

El anuncio fue dado a conocer por el director del INAPI Maximiliano Santa Cruz, quien dijo que "con base en la documentación aportada y analizada también por el Ministerio de Agricultura, el tequila cumple con las condiciones para ser reconocido como una Denominación de Origen".

Sostuvo que se acreditó la relación entre las características del producto y el medio geográfico en el que se ha cultivado tradicionalmente, incluidos factores naturales y humanos, y que "el producto goza de reputación en el mercado y de reconocimiento en su lugar de origen".

Notimex