MAYELA SANTOYO
7 de agosto de 2015 / 06:45 p.m.

Con un sentimiento de tristeza por la derrota en la Copa Libertadores fue como arribó el presidente felino, Alejandro Rodríguez quien, además, aseguró que se sienten en deuda con la afición 'Incomparable' por no poder haberles dado la alegría de un campeonato.

"No logramos el objetivo que todo mundo quería, ante un ambiente hostil pudimos terminar el compromiso, pero si nos queda la daga adentro porque lo pudimos haber hecho aquí y allá no con facilidad porque River no es un flan, pero si lo hubiéramos podido haber logrado y vamos a buscar el que sigue no hay de otra”, expresó.

¿Ingeniero, como vio el semblante de los jugadores?
"Ellos están con rabia están enojados, todos íbamos verdaderamente con una gran ilusión y un gran deseo de darle a la afición esta satisfacción y no se dio".

A su vez, el 'Ingeniero' dijo que no ponen excusas ya que los felinos no lograron concretar y ser efectivos en el marcador.

"Hablar en los detalles que acá en la intimidad los vemos, pero para que tengan un ejemplo el tener una tarjeta amarilla de Juninho en el minuto 14 por hacer tiempo, yo nunca había visto un árbitro sacar una tarjeta amarilla, para el minuto 30 teníamos tres defensas amonestados, en fin hay que jugar contra todo. El público fue muy hostil; aun ganando nos hicieron el favor de movernos el autobús y de pegarle a las ventanas y de hacernos señas obscenas.

"Siempre en el futbol cuando la pelota no entra puedes dar 25 mil explicaciones y la pelota no entro, debía haber entrado y no entro, nosotros no damos excusas, llegamos, tratamos y no lo logramos", concretó el directivo auriazul.