18 de marzo de 2013 / 08:24 p.m.

Bruselas  • Los ministros de la zona euro alcanzaron un acuerdo para entregar a Chipre un rescate valuado en 10 mil millones de euros (13 mil millones de dólares) a fin de evitar que caiga en la bancarrota.

Bajo el programa de ayuda, la deuda de la isla mediterránea debería caer al 100 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para el 2020.

A continuación, los puntos más destacados del paquete financiero:

-  Nicosia deberá imponer un impuesto de 9.9 por ciento a los depósitos bancarios en Chipre sobre montos superiores a 100 mil euros y un tributo de 6.75 por ciento a cualquier suma menor a partir del 19 de marzo. La medida generará 5 mil 800 millones de euros.

- Los depositantes podrían ser compensados con acciones en los bancos. Chipre decidirá este punto.

- También se aplicará un impuesto a los intereses que los depósitos generen, el que podría ser de entre 20 al 30 por ciento.

- Los tenedores de bonos minoritarios de bancos chipriotas que requieran ser recapitalizados perderán su dinero: un total de 1,400 millones de euros. Los tenedores de deuda en los prestamistas con papeles valuados en alrededor de 200 mil euros no se verán afectados.

- Chipre acordó incrementar su tasa impositiva nominal corporativa en 2.5 puntos porcentuales a 12.5 por ciento, lo que podría ayudarle a recaudar hasta 200 millones de euros al año.

- Se espera que el Fondo Monetario Internacional (FMI) contribuya al paquete de rescate, pero el monto todavía debe ser definido.

- Es posible que Rusia ayude a financiar el programa extendiendo en cinco años, al 2021, un préstamo por 2 mil 500 millones de euros que ya entregó a Chipre y reduciendo la tasa de interés que actualmente se ubica en 4.5 por ciento.

- Se requiere que Chipre privatice la compañía estatal de telecomunicaciones, la firma de electricidad y la autoridad portuaria. La privatización contribuiría con 1,400 millones de euros en ingresos a los esfuerzos de rescate, según fuentes.

- Chipre tendrá que reducir el tamaño de su sector bancario, dejándolo similar al promedio de la Unión Europea para el 2018. El tamaño del sector bancario chipriota es más de ocho veces mayor que el de su economía, en comparación a cerca de 3.5 veces en la UE.

REUTERS