ROBERTO FLORES - @BETOFLORES67
17 de agosto de 2016 / 11:09 p.m.

Tigres debutó con categoría y contundencia en la CONCACAF Liga de Campeones 2016-2017 venciendo como visitantes 1-3 al Herediano de Costa Rica.

Con un cuadro alterno, pero que no desmereció tanto, sobre todo en el segundo tiempo, los felinos se pusieron como líderes del Grupo G de la competencia, la cual el torneo anterior terminaron como subcampeones.

Anotaciones de Fernando Fernández, Damián Álvarez y Jonathan Espericueta sirvieron para conseguir el triunfo y ahora el siguiente partido en este torneo será el 24 de agosto en el Universitario ante Plaza Amador de Panamá.

El duelo en su primera parte fue muy cerrado, acorde a los últimos duelos entre ambos, pues en la pasada Concachampions empataron sus dos encuentros, en una cancha sintética que se le complicó mucho a los felinos.

Al principio Tigres apretaba la salida y buscaba tener el balón, incluso Ferretti sorprendió al mandar una línea de tres con Herrera, Viniegra y Rivas, dejando a "Chaka" Rodríguez y Torres Nilo como carrileros, y a Luis Silva haciendo dupla en la contención con Dueñas.

El dominio fue alterno, la posesión de la pelota de la misma forma, pero fue el Herediano el que estuvo más cerca del gol con dos envíos estrellados en los postes.

Al minuto 8 Randall Azofeifa mandó un tiro libre que se impactó casi en la horquilla derecha del arco de Enrique Palos, que aunque voló no hubiera alcanzado a detenerlo.

Tigres aunque intentaba principalmente por la izquierda con Damian Álvarez no tenía profundidad y sólo alcanzó a sacar dos centros que quedaron largos para el paraguayo Fernando Fernández.

Silva mostró buenas cualidades en el medio campo, con buena técnica y conducción, incluso fue el que más se atrevió a disparar de media distancia.

Elías Aguilar fue un auténtico dolor de cabeza para la zaga mexicana, un zurdo de gran técnica y desborde, que al 44' le puso un centro precisó a Esteban Granados quien estrelló su cabezazo en el poste derecho del arco felino.

En la última jugada de la primera parte, Jürgen Damm tuvo la posibilidad de robar una pelota en la salida tica, avanzó hasta el área y en vez de centrar al "Queso" Fernández que cerraba solo, se enredó con el balón y se perdió la oportunidad de encontrar por suerte el gol de la ventaja.

Para el complemento, Tigres encontró un gol de vestidor apenas a los45 segundos de iniciado. Dueñas filtró para Damm por derecha, mando centro raso a donde el paraguayo Fernández llegó a la cita para empujarla y poner el 0-1.

Jonathan Espericueta entró por Luis Silva y de inmediato se vio un medio campo más dinámico, incluso al 47' sacó un tiro de media distancia que puso en aprietos al portero Moreira.

Cuando mejor jugaban los felinos, Hernán Medford envió a la cancha a José Sánchez por Mauricio Núñez al 56', quien apenas en su primer balón que tocaba empató el partido cerrando la pinza y aprovechando un rechace defensivo para el 1-1 que enloqueció a los hinchas costarricenses.

Por cierto, éste es el primer gol que recibe Tigres en el segundo semestre del año. Desde el Campeón de Campeones no admitía anotación, aunque en la liga se mantiene así en cinco jornadas.
Herediano se fue encima y al 58' estuvo muy cerca del segundo en un cabezazo de Pablo Salazar, a centro de Aguilar, que se estrelló en el poste, el tercero de la noche.

Los Ticos poco a poco echaron atrás a los felinos en busca del gol del triunfo. Sin embargo, fueron los Tigres quienes hicieron la anotación al 78' en una gran definición de Damián Álvarez con disparo de izquierda para el 1-2.

Con la ventaja, y ya con los colombiano Luis y Julián Quiñones en la cancha, los del "Tuca" apostaron al contragolpe para buscar matar al rival. Y al 89" Luis estuvo cerca, pero el portero tico lo evitó.

Quien no perdonó al 90' fue la "joya" felina Jonathan Espericueta quien aprovechó un rechace y de izquierda la empalmó para poner el 1-3 que sentenció el juego y dio los primeros tres puntos a los felinos en esta Concachampions.