jaime garza
5 de mayo de 2015 / 11:31 p.m.

Con una dosis de dificultad y otra de sufrimiento que no estaba presupuestada, los Tigres sellaron su pase a los Cuartos de Final de la Copa Libertadores tras empatar 1-1 anoche en el Volcán y vencer 3-2 en marcador global al Universitario de Sucre.

El equipo de Ricardo Ferretti no pudo desarrollar su mejor versión de futbol porque enfrente se encontró a un rival que jugó mejor anoche de visitante que la semana pasada en casa tras caer derrotados por 2-1 en la ida de estos Octavos de Final.

Tal cual ocurrió en la ida de los Octavos de Final, anoche la U de Sucre inició caliente en el duelo de vuelta. Apenas al minuto 1, Rubén de la Cuesta inauguró el marcador tras sacar un tiro cruzado dentro del área con el que decretó el 1-0 y el empate global por 2-2 con el que todavía los felinos se situaban en Cuartos de Final.

Como balde de agua helada, los Tigres buscaron reaccionar pero en la medida que lo intentaban y el tiempo pasaba, más caminos se le cerraban. La superioridad en nómina y calidad que presumían tener los Tigres, desapareció en el campo ante un supuesto equipo boliviano modesto de Bolivia.

Fue hasta el 20’ de acción, en una jugada derivada de un tiro de esquina, cuando Tigres generó peligro y a la vez dejó ir el empate. Gerardo Lugo apareció sin marca dentro del área pero voló su volea de zurda.

Al 29, la U de Sucre volvió a inquietar pero esta vez un otro tiro de esquina. El atacante Leonardo Castro picó a primer poste, ganó por alto y sacó un potente cabezazo que salió apenas por encima del arco de Nahuel.

Los Tigres atacaban por izquierda con Damián Álvarez y por derecha con Lugo, pero sus intentos se veían contrarrestados por la buena marca defensiva de los bolivianos que se pararon con una ordenada línea de 5 al fondo.

El técnico Julio César Baldivieso entendía que le quedaría el resto del primer tiempo y todo el segundo tiempo para buscar el segundo tanto con el que se pondrían al frente de la eliminatoria. Así que el rival de Tigres aún no tenía prisa.

Rafael Sobis se probó en un tiro libre de larga distancia, pero la puntería le falló. Tigres completó los peores 45 minutos de la Libertadores, pero en el segundo tiempo buscaría cambiar su imagen con Joffre Guerrón en el campo, que por segundo partido entró de relevo.

De inmediato su ingreso lo sintió el equipo. Ferretti adelantó líneas, presionó al rival y buscó acompañarse con mayor movilidad. Pronto, asfixiaron a los bolivianos y Damián gozó una ocasión dentro del área pero su remate de zurda cruzado fue detenido por el arquero Raúl Olivares.

Al 51’, Lugo volvió a intentarlo con remate de zurda que pasó desviado. Si bien es cierto que a Tigres se le notaba más firme en el campo y manejaba a su placer la esférica, requería de empatar el partido para mayor tranquilidad del equipo porque también estaba a tan solo un gol de quedar fuera en la eliminatoria.

Llegado el minuto 65, Baldivieso hizo algunos movimientos para buscar el gol que le diera el pase a los Cuartos de Final. Y al 71’, volvió a tener presencia en el arco de Nahuel en otra pelota detenida. Silvestre sacó un cabezazo peligroso que pasó ligeramente desviado del poste izquierdo de Nahuel.

No obstante, Tigres encontró la calma que buscó a partir de una genialidad de Damián a 17 minutos de final.

Con un amague, el argentino naturalizado mexicano se quitó a dos bolivianos dentro del área y luego eludió a Silvestre, pero el zaguero de Sucre lo frenó dentro del área y el silbante decretó penal que al 75’ de acción Rafael Sobis convirtió para el 1-1 y 3-2 global a favor de Tigres.

Los bolivianos volvieron a ejercer peligro en jugada a balón parado. Esta vez fue Saucedo quien peinó una pelota al filo del área chica y Nahuel reaccionó para desviar al centro y para su fortuna ningún jugador de la U contrarremató.

Al 84’, en un contragolpe, Guerrón sacó un potente derechazo y enseguida Pizarro se probó desde fuera del área, pero ninguno conectó con dirección a gol.

La U de Sucre no dejó de presionar y pelear por el gol que lo volviera a meter en la eliminatoria, pero carecieron de fuerza y creatividad para generar el peligro que básicamente lo encontraron en jugadas a balón parado.

Los Tigres deberán esperar hasta la próxima semana para conocer a su rival de Cuartos de Final que saldrá del ganador de la serie Emelec contra Atlético Nacional.