ROBERTO FLORES | @BETOFLORES67
8 de agosto de 2017 / 09:00 p.m.

Los Tigres siguen extraviados, sin mostrar el porqué son considerados el mejor plantel de México y esta noche perdieron 2-1 ante Zacatepec y quedaron en el sótano del Grupo Cinco de la Copa MX.

Una vez más con un cuadro alterno, debutando juveniles, pero sobre todo sin mostrar deseos de trascender, de dar un golpe de autoridad, los felinos deberán ahora jugar los dos partidos restantes de la fase de grupo con los titulares si quieren avanzar, pues con un punto son sotanearos y los Cañeros líderes con cuatro.

Ante más de 20 mil personas en el nuevo Agustín "Coruco" Díaz los Tigres llegaban como amplios favoritos, a pesar de llevar un cuadro alternativo, con otros dos debuts coperos, y obtener su primer victoria en este torneo.

Y al menos en los primeros minutos parecía que así sería, pues apenas al 2' Enner Valencia en una gran jugada desbordó por izquierda y sacó un centro raso que Julio Cruz remató de zurda, pero al cuerpo del portero Víctor Hernández salvándose los cañeros del gol felino.

Pero fue todo. Apareció la displicencia de algunos elementos importantes, pensaron que con la sola camiseta iban a intimidar a un rival sin "nombres estelares", pero con jóvenes que salieron a "comerse" la cancha, apretar la salida y aprovechar la modorra con la que salió a jugar Tigres.

A los 17' los Cañeros aprovecharon este pésimo juego felino y pusieron el 1-0 en una débil marca en tiro de esquina, el "Chaka" Rodriguez se quedó colgado y Armando González fusiló a Enrique Palos haciendo estallar a los hinchas del local en la tribuna.

"Noqueado" por el descontón, los felinos seguían perdiendo pelotas en medio campo, no acertaban a dar dos pases seguidos y al 20' casi les se el segundo en una descolgada.

Enner Valencia estaba aislado, sin balones par provocar peligro, Damián Álvarez solo contra el mundo y los canteranos Cruz e Ibarra sin controlar la pelota y dar un buen pase.

Esto una vez más lo aprovechó Zacatepec. En un balón en largo que parecía sin peligro, el "Chaka" se confió y tuvo que cometer un penalti infantil a los 27', ganándose una amonestación y al 28' Luis Márquez lo hizo bueno para el 2-0 que era más que justo.

Todavía al 38' el mismo Márquez estuvo cerca del tercero al estrellar en el poste un tiro libre,ante unos Tigres que seguían sin despertar y sin darse cuenta del ridículo que estaban haciendo.

La desesperación provocó que antes del medio tiempo Ricardo Ferretti se fuera expulsado al reclamar airadamente el árbitro Mario Vargas, quien no dudó en mandarlo a las tribunas.

Para el complemento el "Tuca" mandó dos cambios enviando a David Navarro, otro debut, y Rafael Durán por Julio Ibarra y Luis Cruz, con lo que el "Chaka" Rodriguez pasó a jugar en medio campo.

Si bien es cierto que se mejoró, teniendo la pelota y posesión en el campo rival, las ideas no aprecian, eran esfuerzos aislados de Valencia, de Damián Álvarez, pero nada más.

Zacatepec estaba cómodo, tranquilo, cediéndole la pelota a un rival que dejaba espacios y con trazos largos a Zendejas crearon varios peligros y provocando los "olés" del público en la tribuna.

Damián Álvarez robó un balón en los linderos del área en la salida de Cañeros y con un derechazo cruzado venció al arquero para acercarse 2-1, quizá sin buscarlo ni merecerlo. En los minutos finales el colombiano Luis Bonilla, de 19 años, también debutó y ocupó el lugar del "Gringo" Torres.

Al 87' el propio Bonilla mando un centro por derecha donde Valencia remata de cabeza, el portero no controla y se hizo un tira tira que finalmente alejaron el peligro.

Al final no hubo más, Tigres consumo su segundo encuentro en Copa dejando mucho que desear, termina la primera parte de la fase de grupos en el último lugar del sector cinco y si quiere clasificar tendrá que echar mano de los titulares y evitar un fracaso que sería monumental.