diego armando medina
29 de marzo de 2015 / 01:51 p.m.

Tan bueno es el ambiente en el campamento de Tigres que este martes al finalizar el entrenamiento, la mayor parte de los jugadores junto a los integrantes del equipo convivieron con un asado.
El carbón lo prendieron entre utileros y miembros de seguridad de La Cueva en Zuazua, mientras que la carne la patrocinó Guido Pizarro, misma que disfrutaron jugadores, cuerpo técnico, miembros de seguridad y hasta los jardineros.

No fue un convivio con gran organización. Más bien fue algo improvisado que a algunos les sorprendió cuando se dirigían a sus coches y veían la carne asándose. Prácticamente todos se dieron el tiempo para llegar, saludar y convivir unos minutos antes de retirarse a sus hogares.

Cabe señalar que ya son varios martes en que algunos jugadores se organizan para comprar y hacer el asado y sorprender a los compañeros, quienes agradecen el gesto y se quedan a convivir un momento en el área del estacionamiento en Zuazua.