REDACCIÓN | @MMDEPORTESMX
8 de septiembre de 2017 / 08:57 p.m.

El partido entre Atlas y Tigres quedó suspendido debido a una mal instalación de una pantalla en el estadio. Sin embargo, a pesar de no jugar los felinos podrían llevarse los tres puntos con el reglamento en la mano. 

Según en Artículo 66 del reglamento de la Liga MX, si un encuentro no puede jugarse y no fue por alguna causa de fuerza mayor como tormenta eléctrica, entre otras cosas, el equipo local deberá perder el partido por default con un marcador de 3-0, además de ser sancionado con 1,000 UMAs. 

Te lo mostramos: 

Artículo 66.
En caso de que se determine que no hubo causa de fuerza mayor que justifique la suspensión de un partido que no se haya celebrado, de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento de Competencia, la División de la que se trate comunicará a la Comisión Disciplinaria el suceso y el club infractor perderá el partido 3-0 y será sancionado con una multa de 1,000 UMAs. 

REGLAMENTO