juan lara | @juanlaram7
1 de diciembre de 2016 / 07:30 p.m.

Tener un pie y medio en la Final del Apertura 2016, tras la victoria en las Semifinales de Ida ante León, genera un buen ambiente en el campamento de Tigres, así lo dejó en claro el portero Nahuel Guzmán.

No obstante, el cancerbero pampero es consciente que la serie no está definida y no pueden cometer el error de confiarse frente a un rival complicado como los esmeraldas.

Regresar a casa con un buen resultado nos genera optimismo, alegría, buen humor. La buena onda se deja ver cuando las cosas salen bien, pero entendemos que quedan noventa minutos para conseguir este objetivo que nos planteamos. No podemos relajarnos, no podemos pensar que por el buen resultado ya tenemos el pase en la mano, sería un gran error. No podemos subestimar a un rival como León”.

El Patón’ se quedó con la sensación de que los regios pudieron obtener una ventaja más amplia en el Bajío.

Después del 1-0 tuvimos diez minutos, me daba la sensación que León se había desordenado, empezó a correr detrás de la pelota. Comenzamos a tener circulación de un lado a otro. Me pareció que podíamos tal vez convertir otro gol. Después el rival se comenzó a venir, fue muy claro que Burdisso se vino a jugar de ‘9’. Después sobre la hora se abrió un poco más el juego, tuvimos algunas situaciones pero no las pudimos concretar. Somos un equipo que cuando nos dejan algunos espacios los podemos concretar”, agregó.

Para este sábado, Guzmán espera un León abierto con la necesidad de revertir la eliminatoria, por lo que los espacios estarán servidos para el ataque auriazul.

Me imagino que León va venir con una propuesta ofensiva, tratando de presionar arriba. Podemos encontrar algunos espacios, tendremos que ser inteligentes para terminar las jugadas”.