MAYELA SANTOYO
7 de agosto de 2015 / 07:52 a.m.

Tigres arribó con un semblante de rostros amargos y de cansancio tras no lograr el objetivo del campeonato de la Copa Libertadores.

Tras un vuelo de cerca de 10 horas, el vuelo desde Argentina aterrizó en la ciudad a las 5 horas de este viernes.

El primero en salir de la terminal B, fue el presidente felino, Alejandro Rodríguez quien aseguró que se sienten en deuda con la afición 'Incomparable', y ahora buscarán levantar la cabeza para los siguientes compromisos.

"No logramos el objetivo que todo mundo quería, ante un ambiente hostil pudimos terminar el compromiso pero si nos queda la daga adentro. Aquí en Tigres otra vez es un camino que nunca termina ahora tenemos el compromiso del domingo y luego el miércoles y luego el del sábado y así sucesivamente tenemos que levantarnos de la derrota y prepararnos para la Liga y la Liga de Campeones.

¿Cómo se siente el equipo?

"Ellos están con rabia están enojados, todos íbamos verdaderamente con una gran ilusión y un gran deseo de darle a la afición esta satisfacción y no se dio".

Por su parte, el mediocampista auriazul, Guido Pizarro dijo que no se van contentos por el arbitraje pero no es excusa para la derrota ante River Plate.

"Si, sensaciones si porque el primer gol que nos hacen ese jugador se tenía que ver ido expulsados del minuto ocho después nos cobran un penal que por lo que vimos nos fue, de manera incidió en el resultado pero eso no es excusa, ellos hicieron los goles que nosotros no pudimos hacer", concretó.

Tigres pierde la Final vs River