JAIR RAMOS
25 de octubre de 2016 / 02:43 p.m.

Quizás este Clásico huele a revancha para Tigres tras haber sido eliminado una vez más de la Liguilla el semestre anterior por Monterrey, pero una cosa si dejo en claro Jürgen Damm, los felinos en los últimos tiempos han sido mejores que su rival de Ciudad quien, añadió, ganó el derbi pasado gracias a cosas raras que sucedieron sobre todo en el tema del arbitraje.

"Este partido si lo tomamos como revancha pero también nosotros estamos conscientes de que Tigres los últimos años ha sido un equipo muchísimo más ganador, con más títulos y más grande.

"La verdad que ese partido hubo cosas raras, Tigres jugó mucho mejor, tuvo más llegadas, pudimos eliminarlos sin problemas pero ahí hubo fallas nuestras, no fuimos contundentes, Orozco estuvo muy bien ese partido, hubo dos penales y una expulsión que nunca existieron, entonces ese partido nos dejó marcados, más porque nos eliminó de una Liguilla", argumentó.

Tigres tiene en sus manos la posibilidad de dejar fuera a Rayados de una posible Liguilla, esto es un ingrediente extra en el Clásico 109.
"La presión la tenemos los dos, ellos tienen que buscar el resultado porque empatando o perdiendo no les sirve de nada.

"Tienes el plus, ese ingrediente extra que nosotros ganando los eliminamos prácticamente, pero como dijo Tuca ayer, lo importante es pensar en nosotros, nosotros queremos posicionarnos más alto en la tabla, teníamos como objetivo quedar en los primeros dos o tres lugares, entonces para nosotros va a ser muy importante sumar de a tres para posicionarnos en los primeros dos lugares, terminar el torneo de la mejor forma, entrar a la Liguilla de buena manera, lo de Rayados es aparte, nosotros queremos ganar para darle la alegría a la afición y para nosotros posicionarnos y eliminarlos es un extra", dijo.

Tigres puede ser más ganador en los últimos años como lo afirma Damm, pero el consuelo de la afición rayada es haber ganado los clásicos más importantes en el pasado.

"Me ha tocado escuchar, más a la gente que lleva muchos años aquí, a los mismos utileros que Monterrey siempre ha tocado eliminar a Tigres en Liguilla pero nosotros nos concentramos en el presente, ese tema de los partidos pasados los dejamos a un lado, nos dolió y mucho quedar eliminados el torneo pasado por ellos y mas porque Tigres hizo más méritos y tuvo la posición y jugadas de gol para ganar, pero es fútbol y ahora tenemos un lindo partido", añadió.

Este Clásico será de goles, al menos en el papel así lo observa Damm, quien pidió sólo paciencia a la hinchada auriazul.

"Pedirles paciencia, nosotros siempre vamos a querer ganar y más de local, vamos a querer hacer un buen partido, meter cuatro o cinco goles es lo que nosotros queremos siempre, a veces se nos complica por el esquema del otro equipo pero lo único que le podemos pedir es paciencia, nosotros dejamos todo en la cancha y siempre queremos ganar", finalizó.