HÉCTOR ORTIZ - cortesía la afición | @laaafición
25 de diciembre de 2016 / 09:52 p.m.

Tigres puso fin a la supremacía que Rayados tenía en el dominio del estado de Nuevo León dentro del futbol mexicano.

Con el título obtenido ante el América, el conjunto dirigido por Ricardo Ferretti llegó a cinco campeonatos de Liga conquistados, dejando a Monterrey atrás con cuatro conquistas.

Durante muchos años, el conjunto de San Nicolás gozó las mieles de ver al acérrimo rival por el retrovisor, cuando de la mano del uruguayo Carlos Miloc, conquistaron los títulos de las temporadas 77-78 y 81-82.

Pasaron 29 años antes de que Tigres volviera a ser monarca del máximo circuito, años de sufrimiento donde también probaron el amargo sabor del descenso, entonces, Rayados se bañaba en el dolor de su vecino rival.

Cuatro veces tuvo que soportar la escuadra felina ver al Monterrey en lo más alto de la Liga Mx; 1986, 2003, 2009 y 2010, fueron el fruto de grandes campañas rayadas que los ubicaron dos títulos por encima del eterno adversario.

Entonces llegó Ricardo Ferretti para cambiarle la cara a los auriazules, levantándolos de inmediato de la crisis que entonces atravesaban y además, regresar al equipo a los primeros planos gracias a la inversión de la directiva para contratar jugadores de peso.

En 2011 llegó el título que comandaría la remontada tigre, con aquella Final donde le pasaron por encima a Santos Laguna, cuatro años después, la igualada llegó con una de las series por el título más emotivas de los últimos años; Tigres bordó su cuarta estrella en una cardiaca serie de penales en el Olímpico de CU.

Hoy, tras superar al América, y de paso terminar por arruinar la última carta que les quedaba en su Centenario, Tigres puede empezar a presumir el ser los amos y señores de Nuevo León.