EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR
17 de julio de 2017 / 06:46 p.m.

Las novedades tácticas mostradas por Tigres el pasado domingo no son producto de la casualidad, surgieron a partir de la necesidad de explotar y potenciar las capacidades de cada jugador en el mejor escenario posible, pero siempre atendiendo a las tendencias.

Jorge Sampaoli mencionó alguna vez que los sistemas de juego son modas, responden a las necesidades globales que va propiciando el fútbol. En algún momento, todos acudieron al fútbol que jugaba el Milán de Ancelotti o algunos de los clubes dirigidos por Mourinho, pero de 2008 a 2012 las cosas cambiaron para tener tendencias relacionadas con la posesión de balón por el Barcelona de Guardiola.

Globalmente, los entrenadores fueron adquiriendo ideas de juego posicional, hablar de él se hacía una bonita costumbre sobretodo en Argentina y España, e incluso Joachim Low entrenador alemán declaró que parte de la inspiración de su juego está basada en ese Barcelona de Guardiola, pero como toda moda el juego posicional como tal fue pasando.

Italia o Juventus con Antonio Conte, y posteriormente el Chelsea, fueron equipos que emplearon la línea de 3 defensores con volantes laterales muy largos con prioridad en el ataque. Es así como Italia tuvo una buena Eurocopa, Juventus ganó ligas mediante eso y llegó a finales de Champions con lo mismo, y recientemente Chelsea quedó campeón en Premier League con la misma fórmula.

En su momento, Tigres fue de los primeros que empezó a utilizar y dominar el juego posicional en el fútbol mexicano, el que quizá a muchos les parecía aburrido pero tenía siempre equilibrio y regularmente llevaba a tener resultados positivos. Ahora, Tigres se suma a este nuevo sistema y moda de los tres marcadores centrales y los volantes laterales largos.

El fútbol está en constante evolución, aunque no se inventen cosas nuevas, hay adaptaciones a los estándares globales de juego. Ricardo Ferretti, Hugo Hernández, Miguel Mejía Barón y todo Tigres se está adaptando.

AG