CORTESÍA LA AFICIÓN
5 de diciembre de 2017 / 10:21 a.m.

Si bien es cierto que las estadísticas juegan un papel secundario a la hora de enfrentar a dos equipos en un duelo de futbol, y mucho más tratándose de una Final entre dos clubes tan competitivos como Monterrey y Tigres, las cifras a lo largo de la historia no impiden formarse un criterio sobre quién podría ser el nuevo campeón de la Liga MX.

En este sentido, hay un dato que favorece al equipo dirigido por Antonio Mohamed, que ha conseguido tres de sus cuatro títulos de liga con base a una maldición que arrastran los rivales a los que en enfrenta, y con la cual deberán luchar los felinos.

Resulta que Tampico Madero, Morelia y Santos, víctimas de Monterrey en tres de sus cuatro campeonatos, llegaban al duelo decisivo tras haber perdido una Final en el torneo anterior, sumando ante los regios su segunda serie por el título sin éxito.

La Jaiba Brava cayó ante las Águilas en el Prode 85; un año después, Monterrey los venció en la Final del 1986.

En el Clausura 2003, Monarcas Morelia llegaba a su segunda Final consecutiva tras caer ante Toluca en el Apertura 2002; el destino de los michoacanos fue el mismo que el de Tampico Madero, cayendo ante los albiazules por global de 3-1.

Finalmente, Santos llegaba a la Final del Apertura 2010 frente a Monterrey tras haber perdido ante el Toluca el torneo Bicentenario 2010, corriendo la misma suerte que los dos casos anteriores.

Ahora toca el turno de Tigres, quien llega a su segunda Final consecutiva tras haber caído el semestre anterior frente a Chivas. ¿Podrá la poderosa plantilla del 'Tuca' Ferretti evitar que esta 'maldición' siga siendo efectiva a favor de su acérrimo rival?


AG