redacción | @mmdeportesmx
22 de febrero de 2017 / 08:44 p.m.

Tigres dejó en el aire su clasificación a la Semifinal de la Concacaf Liga de Campeones al empatar 1-1 con unos Pumas que se van a casa con la ventaja del gol de visitante.

El chileno Eduardo Vargas ilusionó a los Incomparables con un golazo pero en la siguiente jugada dejó escapar la anotación que hubiera cambiado el rumbo del juego antes de terminar el primer tiempo. Ahora los regios tendrán que ganar lo cualquier marcador si no quieren fracasar en este torneo.

Luego de la goleada que se llevaron en la Liguilla pasada, Pumas salió a jugar muy encerado en su terreno de juego, con sus 11 tapando los espacios a unos Tigres que buscaban conseguir una buena ventaja en la Ida de estos Cuartos de Final de Concachampions.

En el día de su cumpleaños número 63, Ricardo Ferretti decidió mantener a Aarón Fernández en el arco, pero modificó a sus extremos, poniendo de inicio a Damián Álvarez y Jürgen Damm en lugar de Quiñones y Sosa.

En los primeros minutos los felinos regios se vieron más peligrosos. Apenas en el 1' Damm cabeceó en un saque de banda y desvío la defensa; después al 7' André Pierre Gignac dejó ir el gol al volar su disparo.

Pumas apenas avisaba con tiros de Matías Britos sin mucho peligro, pero a partir del minuto 18 empezaron a adelantar líneas y se vieron muy peligrosos.

Al 19' en un tiro de Alan Mendoza que el "Shocker" desvió en gran forma; dos minutos después en una descolgada Britos llegó a línea de fondo por izquierda y mandó diagonal que Javier Cortez desaprovechó sin marca en el área.

Los capitalinos empezaron a anticipar los pases en salida de Tigres y al 30' Pablo Barrera interceptó uno de Torres Nilo, tomó mal parada a la zaga local y su tiro apenas se fue rozando el poste izquierdo de Fernández.

Tigres estaba desesperado al no encontrar espacios para hilar su fútbol, pero al 40' llegó el recurso que abre cerrojos. El chileno Eduardo Vargas se estrenó como goleador felino sacando un trallazo de media distancia que se coló en el ángulo derecho para el 1-0 que festejó en grande el Volcán.

Dos minutos más tarde el mismo Vargas tuvo el segundo, tras un "regalo" del juvenil Jaquez que dejó el balón en los pies de Gignac, éste lo cedió al chileno que remató de primera, pero a dónde estaba el arquero Saldivar, pasando en un instante de héroe a villano.

Así se fueron al descanso y esto presagiaba que en el complemento los Pumas tendrían que ir más al frente en busca de un gol de visitante que le diera ventaja para la Vuelta en la Ciudad de México la próxima semana.

En el mismo arranque del Segundo Tiempo Tigres estuvo cerca en un desborde de Damm por derecha, mandó un centro retratado que buscaba a Damián que venía entrando, pero Van Rankin evitó el remate.

Los unamitas mantenían su postura, cerrando espacios, apostando al contragolpe y al 53' Britos sacó un centro por izquierda que no puede rematar Cortez, pero Barrera a segundo palo si lo hizo apenas desviado.

Al 60' Palencia mandó toda la carne al asador y envió al terreno de jugo al chileno Nicolás Castillo, por el lateral Alan Mendoza, quien en su primer balón aprovecha un mal rechace defensivo y saca un centro en el que se voló Aarón Fernández y Britos remató para el 1-1 al 61'.

Un gol importantísimo para los capitalinos, ya que es el primer criterio de desempate en estas instancias, por lo que Tigres debía ahora ir por más goles y la victoria, pero quedando expuesto al contragolpe con el "Tanque" andino.

Ferretti respondió enviando a Lucas Zelarayán por el peruano Advíncula al 67', con lo que Dueñas pasó al lateral derecho, mientras que dos minutos después sacó a Damián y mandó al colombiano Luis Quiñones en busca de más poder ofensivo.

Sabiendo que era imperativo irse ganando, el "Tuca" no se guardó nada y ,ando al 73' a Ismael Sosa por Jorge Torres Nilo, para colocar a Dueñas al lateral izquierdo, a Damm lo bajó por derecha y al "Chuco" como extremo.

Y en la primera que se le presentó a Sosa tuvo el segundo gol, pero voló su remate de zurda estando de frente al arco puma. Tigres intentaba e intentaba por ambos costados, pero sin claridad.

Sin embargo, fue Pumas quien estuvo cerca del segundo en un gran remate de Castillo a centro de Gallardo que se estrelló en el travesaño al 84'. Mientras que Tigres respondió al 88' con un tiro de Zelarayán que se fue desviado.

A un minuto del final de la compensación, Luis Quiñones desbordó y se metió hasta línea de fondo, sacó una diagonal que desvió Verón y cuando se cantaba el gol del triunfo, llegó Erick Vera y despejó en la línea de meta.

Al final Tigres ya no pudo y comprometió en gran medida su pase a la siguiente ronda, por lo que tendrá que ir el próximo 1 de marzo al Olímpico Universitario a ganar para mantener la ilusión del Mundial de Clubes.