gerardo suarez
29 de julio de 2015 / 07:29 p.m.

Ahora el ímpetu no fue suficiente, ni siquiera el calor. A Tigres le costó más de lo previsto poder mostrar su poderío en CU. River Plate volvió a ser un hueso duro, uno espinoso, pero que también corrió con suerte. El resultado final, un empate a cero que deja la Final libertadora abierta. La historia está lejos de definirse.

El Auri lo intentó como pudo. Buscó sofocar al rival, pero también se quedó corto al momento de hacerle frente a Marcelo Barovero. Los de Núñez, por su parte, tampoco se quedaron atrás y, lejos de retraerse, también lo intentaron.

Hay que decirlo, no fue brillante el primero de dos capítulos, pero sí disputado. La intensidad sustituyó a la inteligencia táctica, trabando el partido en la mitad del campo. Eso sí, el anfitrión tuvo las oportunidades más claras.

Primero, al 17’, Egidio recuperó el esférico dentro del área. Tras darse la vuelta, lanzó un centro que Vangioni desvió, provocando que el balón describa una parábola y pegue en el horizontal antes de caer y ser despejado por Gabriel Mercado.

Dos minutos después, Jürgen Damm –otra vez incisivo con campo abierto–, envió un centro exacto que Rafael Sobis remató a placer con la cabeza; sin embargo, el ex Flu mandó su testarazo justo a la ubicación del meta Marcelo Barovero.

Y si esto no fuera suficiente, el ‘Tuca’ debió realizar un cambio obligado. Hugo Ayala salió lesionado tras una jugada cercana a la banda izquierda y terminó sustituyéndolo José Rivas. Se jugaba el 40’.

Para el complemento, Marcelo Gallardo entendió que lo ideal era cerrar espacios. Por ello, el ‘Muñeco’ sacrificó a hombres de ofensiva como Rodrigo Mora y Tabaré Viudez para ingresó a Gonzalo Martínez y Nicolás Bertolo.

Así, el ‘Millo’ amontonó gente en el medio terreno y Tigres, pese a ganar dominio, también comenzó a reincidir en toparse con una muralla albinegra. Mientras tanto, el ‘Tuca’ respondió con el ingreso de Jesús Dueñas. Había que buscar dinamismo.

Pero la historia fue repetitiva: el anfitrión atacaba y el huésped repelía. Incluso, Leonardo Ponzio fue relevado por ‘Lucho’ González a fin de mantener más sólido ese bloque ordenado por Gallardo quien, por cierto, se fue expulsado por un fuerte reclamo al silbante Arias.

Fue hasta el final del encuentro cuando se gestó la jugada que pudo haber cambiado el encuentro. Sobre el 83’, Dueñas envió un pase filtrado a Damm. El ex Pachuca logró sacar a Barovero, pero tardó en definir y el balón se le alargó; intentó un recentro, pero Funes Mori terminó despejando. No hubo más.

Tigres tendrá que ir a Buenos Aires a buscar concretar la hazaña. Es cierto, no parte con desventaja… y eso es suma ganancia.

LO MÁS RELEVANTE

Al 14' conato de bronca por una pata de Maidana sobre Gignac

Al 17' se salva River Plate 

Al 19' Rafael Sobis remata pero Barovero detiene el esferico

26' Gignac no controla y se desperdicia una oportunidad.

Nahuel Guzmán salva a Tigres 

Gignac baja el balón con un gran recurso

Al 83' Tigres desperdicia su mejor opción