ROBERTO FLORES - @BETOFLORES67
2 de diciembre de 2015 / 01:44 p.m.

De forma sorpresiva y con el argumento de que se hacía tarde para la hora de comida en el hotel de concentración, en el campamento de Tigres nadie habló previo al juego de Ida de la Semifinal ante Toluca.

Los felinos entrenaron en sus instalaciones de Zuazua a donde llegaron en el autobús oficial pues desde el martes por la tarde se concentraron.

De acuerdo al jefe de prensa del club, Alejandro Garza, después de la práctica los jugadores se entretuvieron platicando con Ricardo Ferretti y esto evitó que alguno de ellos acudiera a conferencia en una mañana muy fría en La Cueva de Zuazua y con un viento helado.

El equipo tenía programada la comida a las 14:00 horas y salió de la sede de entrenamiento poco después de la una de la tarde.