EDUARDO TORRES |@EDUTORRESR
16 de junio de 2017 / 11:27 a.m.

Edu Vargas es uno de los atacantes más importantes dentro de las selecciones sudamericanas, jugando como centro delantero en convocatorias desde la etapa de Marcelo Bielsa se ha ganado un nombre de respeto y confianza dentro del equipo nacional, mismo caso pasó en la U de Chile cuando Jorge Sampaoli los dirigió, pero en clubes ha sido otra historia.

Fuera de su país no ha tenido grandes temporadas, ha estado en todas las ligas de élite (España, Italia, Inglaterra y Alemania) y no termina por consolidarse. Su llegada a Tigres fue muy buena porque tiene calidad, pero ha quedado a deber. ¿Responsabilidad totalmente suya, Ferretti tiene que ver o es el sistema?

En Tigres ha trabajado como mediapunta, de alguna forma también interior por izquierda. Desde que Rafael Sobis salió del equipo ha tratado de encontrar lo mejor para esa área y no ha tenido éxito, desde Lucas Zelarayán e incluso Ismael Sosa han jugado ahí, y es ahora Edu Vargas quien está tratando de hacerlo. Si hay varios intentos fallidos, en distintas temporadas, ¿no sería momento de cambiar?

Ricardo Ferretti no es popular por jugar con un doble 9, desde que entrenó a Pumas en los 90´s no ha sido algo predispuesto en sus equipos. Durante su estancia en selección mexicana utilizó tres delanteros: Peralta, Hernández y Jiménez, pero estos con diferentes funciones. Sí ha tenido algunos ajustes a esta forma conforme el partido lo va necesitando, como Emmanuel Herrera y Alan Pulido en 2014 o Gignac y Delort frente a Querétaro en 2016.

El 4-4-2 estuvo de moda mucho tiempo, realmente no es algo que ofrezca tantas superioridad numéricas y posicionales para ser un equipo dominante (no solo “ganador”) dentro de la liga. Además, pierdes a un volante central creativo o de recuperación. Es decir: Pizarro sería fijo, pero habría que sacrificar a Lucas Zelarayán, por decir un ejemplo.

Para utilizar un “doble 9”, donde Vargas y Gignac puedan convivir en un buen contexto de juego, probablemente lo ideal sería prescindir de un defensor. Para ser más específicos del lateral izquierdo, y utilizar como carrilero a Javier Aquino. Una defensa de 3 compuesta por Ayala, Meza y Juninho (o algún refuerzo en esta zona). Chaka o Damm y el mencionado Aquino como externos, Pizarro y Jesús Dueñas siendo volantes, Lucas Zelarayán como enlace y en punta el ya mencionado doble 9.

Alineación Tigres

Ferretti debe tener muchas opciones, deba comenzar a adaptar más a sus equipos con respecto a las características y deficiencias del rival. La mayoría de los equipos utilizan línea de 4, si les pones doble 9 necesitaría meter otro central más y pierden un volante o un delantero, y esto permitiría a Tigres jugar cada vez más adelantado. ¿Se podrá?

Mándanos tus comentarios en Twitter a @edutorresr