DIEGO ARMANDO | @DGOARMANDO
25 de mayo de 2017 / 07:59 p.m.

Los ánimos estaban por los suelos, la luz al final del túnel se veía muy lejana pero la calidad, capacidad y contundencia de André Pierre Gignac están por encima de todo eso y de la mano del francés Tigres vino de abajo y alcanzó a empatar 2-2 en la ida de la gran final del clausura 2017.

Tigres estaba abajo 2-0 en el marcador al 85' pero en un abrir y cerrar de ojos, dos genialidades del goleador de Tigres se convirtieron en golazos y revivieron a los felinos en la búsqueda de su sexto título de Liga en nuestro país.

Los auriazules estaban caídos pero el francés demostró ser el mejor jugador de la Liga y regreso a Tigres por la lucha del campeonato en un partido donde habían sido superados por un Guadalajara que jugó perfectos 85 minutos pero se olvidó que los juegos son de 90.

Tigres había recibido solo tres goles en en nueve partidos y en el más importante recibió dos, pero su capacidad goleadora lo tiene con vida y más motivados que nunca para la vuelta el próximo domingo en Guadalajara.

En un partido donde llegó como el gran favorito para ganar e incluso poder definir en 90 minutos la final del torneo, a los pupilos de Ricardo Ferretti por 85 minutos se les nublaron las ideas y fueron superados por unas Chivas que mostraron todo corazón pero sobre todo enorme fútbol.

Con un sacrificio de resaltar, condición física notable, concentración al maximo, contundencia y casi una perfecciom defensiva, el Rebaño Sagrado saltó a la cancha del volcán a 'comerse' a Tigres que se vio sorprendido con todas las cualidades rojiblancas que los tenían contra la pared.

Los felinos fueron frenados en su paso perfecto por la liguilla por unos tapatíos que rescataron un empate valioso pero que les supo a derrota.

Y es que aunque Tigres comenzó proponiendo, poniendo condiciónes y acercándose al marco rival, fue poco productivo y terminó pagando caro.

Al 15' Zelarayan disparó fuerte pero a la ubicación de Rodolfo Cota y cinco minutos después Jesus Dueñas desperdicio la más clara al mandarla arriba del marco en un disparo dentro del área lleno de ventajas.

Chivas mostró sus armas y la inteligencia con la que manejó el partido al 22' cuando comenzó a inclinar la cancha y en un tiro de esquina se puso arriba.

'El hijo prodigo' Alan Pulido abrió el marcador luego de un rechace de Nahuel que le pegó a Advincula con mala suerte; el esférico le quedó perfecto al nacido en Ciudad Victoria que festejó por primera ves al anotarle al equipo donde nació futbolísticamente.

Tigres ya no pudo reaccionar y el control del encuentro, el balón y las circunstancias fueron para el Rebaño Sagrado.

De nuevo Alan Pulido le ganó las espaldas a los defensores felinos y apareció frente al 'Patón' que regaló rebote para que Rodolfo Pizarro solo empujara y al 42' anotar el segundo tanto de la noche con aroma a birria.

El segundo tiempo no gravitó en las áreas. Guadalajara controlaba el duelo y Tigres buscaba; el ingreso de Damián Álvarez fue clave para el regreso felino.

Al 85' Gignac hizo el primero de los golazos al rematar de primera con la zurda un centro del 'Enano' y tres minutos después realizó una verdadera genialidad que puso paridad en el marcador.

Al 88' sacó al arquero Cota a toda velocidad y casi sin ángulo definió a segundo poste para junto a todo el Universitario festejar el regreso Tigre.

Ahora con el empate la serie se definirá el domingo en la perla de Occidente en donde sin duda Tigres llegará con la motivación de venir de abajo pero Chivas con el plus de jugar ante su gente y haber demostrado que sí se le puede hacer daño a los del 'Tuca'