ROBERTO FLORES
5 de agosto de 2017 / 11:49 p.m.

Lo que no pudieron los varones, anoche sí lo hicieron las mujeres de Tigres Femenil quienes ante 8 mil 322 aficionados en el Estadio Universitario vencieron 2-0 a las Chivas del Guadalajara.

Justo 15 minutos después de que los hombres no pudieron vencer al Queretaro, los Incomparables que decidieron permanecer en las tribunas se divirtieron de buena manera con un futbol alegre y ofensivo de las felinas.

De inmediato se vio la calidad del conjunto dirigido por Osvaldo Batocletti y liderados en la cancha por la seleccionada nacional Nayeli Rangel y una explosiva extremo izquierdo como Lízbeth Ovalle.

Apenas a los tres minutos Blanca Solís puso adelante a las Tigrilas con una gran definición que incluso le facturó un dedo a la portera tapatía Karen Gómez que minutos después tuvo que salir de cambio.
Con la ventaja las locales manejaron el balón a placer provocando los olés en la tribuna y los gritos de Tigres, Tigres.

El 2-0 cayó a los 12 minutos por conducto de Christian Jaramillo y que festejaron en grande los aficionados que estaban complacidos con la actuación de sus tigrillas.

Así se fueron al descanso y en el complemento las Chivas fueron mejores, pero sin poder capitalizar las opciones que tuvieron, incluso estrellaron un tiro libre en el travesaño y en otra la portera Ana Paz evitó la anotación con una estirada espectacular.

Hacía el final las felinas estuvieron más cerca de aumentar el marcador, pero no lo hicieron y se fueron ovacionadas por los aficionados que se quedaron hasta el término del encuentro, para llegar a cuatro puntos en el torneo y seguir invictas.

CONTENTOS POR TRIUNFO


El técnico de las TIGRILLAS, Osvaldo Batocletti se mostró contento y satisfecho con el resultado y funcionamiento de su equipo y dejó en claro que todavía deben mejorar.

"Fue un triunfo importante para las chicas y tenemos que seguir trabajando mucho para alcanzar el mejor nivel posible, pero jugar ante mucho público fue muy bueno para ellas y salir ovacionadas", señaló la leyenda felina.

Por su parte, Blanca Solis, anotadora del primer tanto del juego se mostró emocionada al poder anotar y por el apoyo de los aficionados que se quedaron, que en total fueron 8 mil 332 personas.

"Fue un juego muy bueno, más porque pudimos ganar en casa y ante una buena cantidad de personas, que nos dan una gran motivación. Además pude cumplir el sueño de anotar un gol y más que fue el primero", afirmó la delantera.

SR