29 de mayo de 2013 / 01:42 p.m.

Tijuana • En el primer día del apagón analógico realizado en Tijuana hubo descoordinación, protestas y amparos.

A partir de las 22:00 de Tijuana —00:00 horas de la Ciudad de México—, ayer los canales de televisión abierta dejaron de transmitir la señal análoga, para dar paso a la digital por primera vez en el país y América Latina.

De los ocho canales de tv abierta en la ciudad solo permanecen dos, el 33 local de Telemundo y el Once, del Instituto Politécnico Nacional; en el resto la imagen se convirtió solo en puntos grises.

Previo al llamado apagón analógico a medianoche, apareció al menos dos horas un mensaje que abarcaba la pantalla completa en la televisión, en el que se alertaba a la población sobre la transición.

“"Por decisión de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) hoy a partir de las 12 de la noche se suspenderá la señal analógica de este canal. Usted solo podrá sintonizarlo si tiene un decodificador o una televisión digital."”

Asimismo, en el anuncio se indicó a la población llamar a la Cofetel para dudas, quejas o aclaraciones, al 01800 200 01 20 o al ayuntamiento de Tijuana 664 973 70 00.

No obstante, en llamadas de MILENIO, ninguna de las dos líneas dio respuesta, pues en el caso del número telefónico del gobierno municipal se trataba de un conmutador en el que no aparece la opción para atender el problema.

Ante esta situación, la respuesta por parte de la población no se hizo esperar y decenas de residentes de al menos cinco colonias ubicadas en la periferia de Tijuana se manifestaron en las oficinas del ayuntamiento de la ciudad para exigir cajas o antenas decodificadoras de señal digital.

De acuerdo con la Cofetel, la entrega de decodificadores en la ciudad la inició desde enero la empresa que ganó la licitación del proyecto, Teletec, y se hizo a 90 por ciento del público meta —de escasos recursos— que definió el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, lo que se traduce a cerca de 200 mil familias, del millón y medio de televidentes en Tijuana.

Hasta ahora son cuatro los amparos colectivos, firmados por 400 personas, que fueron promovidos en abril pasado por la firma Krasovsky y Asociados, por considerar que el proceso dejará a 130 mil personas sin señal televisiva en Tijuana, además de afectaciones en Tecate, Playas de Rosarito y Ensenada.

NADIE SABE NADA

El ayuntamiento de Tijuana se desligó de las consecuencias generadas a partir del apagón analógico que dejó sin televisión a un número hasta el momento no determinado de usuarios.

En conferencia de prensa, el alcalde de Tijuana, Carlos Bustamante Anchondo, dijo desconocer por qué la Cofetel remitió a la comunidad afectada al municipio, pues no les notificaron de esta medida, además de que nunca fueron informados de la transición a la televisión digital más allá de lo publicado en los medios de comunicación.

“Yo hice una llamada a la Cofetel y nadie sabe nada… ¿qué es lo que podemos hacer nosotros? Estoy preocupado por esa mala decisión que el gobierno anterior —de Felipe Calderón— tuvo a su tiempo"”, declaró."

El munícipe subrayó que el ayuntamiento no tiene la capacidad ni el recurso financiero para dotar de cajas convertidoras a la comunidad que se quedó sin señal de televisión.“Voy a ir a manifestar la inconformidad de la ciudad, que no se haya informado, organizado bien; todos somos humanos, todos nos equivocamos; a lo mejor pueden reconsiderar cambiar la fecha”.

El secretario de gobierno municipal, Obed Silva, añadió que temprano se comunicó con Fernando Borjón Figueroa, jefe de la Unidad de Sistemas de Radio y Televisión de la Cofetel, pero no pudo darle una solución a los reclamos de la comunidad, que no dejó de llegar a palacio municipal.

Miembros de la firma Krasovsky y Asociados estuvieron en el palacio municipal y repartieron formatos para que los tijuanenses se sumaran al amparo.

Claves

Procede la suspensión

- Ciudadanos de Tijuana, Rosarito y Tecate solicitaron, bajo el atributo de acción colectiva, cuatro amparos contra el apagón.

- El despacho de abogados Krasovsky representa la acción colectiva de 450 ciudadanos, a los que esperan se sumen más y la próxima semana soliciten la suspensión del proceso de transición a la señal digital en esas ciudades.

- Las limitantes de la nueva Ley de Amparo no incluyen las demandas de los ciudadanos, por lo que es posible conseguir la suspensión de la acción de la autoridad, aun cuando el amparo esté en proceso, explicó Luis Miguel Krasovsky.

KRYSTEL GÓMEZ